Mi Maletín de Compras

# de items: 0
Total: $0.00
Califica este artículo:

(2 Votos)

Visitas:

90

DERECHO AL DEPORTE

martes 01 de agosto del 2017 | 15:59

Última actualización: lunes 21 de agosto del 2017 | 11:22

DERECHO AL DEPORTE

 

Autor: Dr. Juan  Carlos Ramírez.


Antecedentes


En el albor internacional del derecho al deporte la respuesta normativa fue reservada, el deporte aparece vinculado como parte  del derecho a la educación y consecuente a lo citado su primera aproximación se remonta a la  Declaración Universal de los Derecho Humanos (1948),  misma que dispuso en su Art. 26.1: “Toda persona tiene derecho a la educación […]”, entendiéndose dentro de ella, a la educación física.

 

El Manifiesto del Deporte (UNESCO 1964) lo concibió como “un notable medio de educación” y en líneas posteriores señala el derecho de todos a practicar el deporte. No obstante, el desarrollo del Manifiesto mantuvo al deporte como un componente educativo.

 

El texto internacional que influyó directamente en el desarrollo del derecho al deporte fue la Carta Internacional de la Educación Física y el Deporte (UNESCO, 1978), la cual proclama en su Art. 1, el acceso al deporte como un derecho fundamental de todas las personas, es así que el deporte aparece como un derecho garantizado de manera independiente y en el marco de la educación. Ecuador, al ser un Estado subscritor de la Carta referida, se comprometió directamente a cumplir las obligaciones contraídas en la misma, por lo que genera leyes, reglamentos y medidas de promoción.

Los Tratados Internacionales crearon un antecedente y catálogo de derechos que integraron el ordenamiento jurídico nacional después de su aprobación y ratificación. Al respecto, el Art. 416.7 de nuestra Constitución, recoge como un principio de las relaciones internacionales, la exigencia de respeto a los derechos humanos y el cumplimiento de las obligaciones asumidas en la suscripción de instrumentos internacionales de derechos.

 

En el año de la Carta Internacional del Deporte,  se creó en el Ecuador la ley de Educación Física, Deportes y Recreación, ley que fue codificada el 14 de mayo de 1990 y se constituyó como el primer antecedente normativo en el país. Esta ley presenta el derecho al deporte como una rama autónoma no vinculada a la educación.

 

El derecho al Deporte  y su Consagración Constitucional.

 

En el desarrollo de los derechos sociales es indiscutible la existencia de un derecho al deporte y de una sociedad que es más consciente de su presencia. Esta afirmación se demuestra en la tendencia creciente y generalizada de elevar al deporte a rango Constitucional, como sucede, de forma similar en países latinoamericanos como Bolivia, Colombia, Cuba, México, Nicaragua, República Dominicana y Venezuela, entre otras naciones.

 

En Ecuador, el derecho constitucional al deporte apareció en 1998, delimitado en el capítulo IV de los derechos económicos, sociales y culturales, tipificado en el Art. 82, que establece lo siguiente: el deporte es un derecho y una garantía, señala la obligación estatal de generar infraestructura para masificar el deporte y la inclusión de las personas con discapacidad

 

La Constitución vigente, declara en el Art. 381 un texto parecido a su antecesor; no obstante, incorpora nuevos elementos y artículos que denotan progresividad en el desarrollo del mismo, como el deporte para personas con discapacidad, equidad de género y acciones afirmativas.

 

En la exposición “El contenido esencial del derecho al deporte visto desde la óptica internacional y constitucional” (Universidad Andina Simón Bolívar, 2016), analicé varios aspectos relacionados al desarrollo del derecho al deporte en el rango constitucional, de los cuales preciso resaltar los siguientes:

“La Constitución del 2008 señala directamente al deporte en el Art. 24: ‘Las personas tienen derecho a la recreación y al esparcimiento, a la práctica del deporte y al tiempo libre’. El derecho al deporte; al igual que los demás derechos constitucionales se sujeta al principio de interdependencia, indicando que su desarrollo se coadyuva al amparo de otros derechos constitucionales, tales como la salud (Art. 32), educación (Art 27), jóvenes (Art. 39), niños, niñas y adolescentes (Art 45) y vida digna (Art.66).

 

La Constitución presenta como una de sus principales innovaciones, entre varios aspectos, el amplio catálogo de derechos declarativos (característica del Estado Constitucional de Derechos)  y para su cumplimiento y desarrollo pleno, el fortalecimiento de garantías. Es en esta línea de pensamiento la constituyente señala la obligación estatal de generar las condiciones y políticas públicas que se orientan a efectivizar el deporte como componente del Buen Vivir.

 

Las garantías de cumplimiento se observan en el Art. 381 de la Constitución,  que establece la obligación del Estado con respecto a proteger, promover y coordinar el deporte como parte de la cultura física, impulsar su acceso masivo y las actividades deportivas a nivel formativo, barrial y parroquial, además debe auspiciar la participación deportiva a nivel competitivo. En relación a esta norma, el Art. 264.7 del mismo cuerpo normativo, tipifica la responsabilidad municipal de planificar, construir y mantener la infraestructura física de los espacios públicos destinados al deporte entre otros. De la norma suprema se desprenden obligaciones al Estado Central y Gobiernos Autónomos Descentralizados.

 

El articulado constitucional referente al Sistema Nacional De Inclusión y Equidad, asegura el ejercicio, garantía y exigibilidad de los derechos constitucionales, así como los objetivos del régimen de desarrollo; el Sistema entre otros ámbitos incorpora la cultura física y deporte.

 

Es importante anotar el componente de inclusión que presenta la parte última del Art. 381, que señala la obligación estatal de fomentar la participación de las personas con discapacidad, generando así medidas de acción afirmativa que promuevan la integración de este sector de la sociedad”.

 

Consideración de la Corte Constitucional.

 

Aporta al desarrollo del derecho al deporte la Corte Constitucional del Ecuador (sentencia N° 113-16-SEP-CC),que indica características intrínsecas del derecho citado, ubicándolo en primer lugar como un derecho humano, enmarcado  en la esfera de los derechos sociales; para su progresividad señala que es preciso  la  interdependencia con otros derechos, los cuales permiten el desarrollo de las personas en el ámbito físico, psíquico y espiritual; su importancia y  relevancia social ha concluido en la consagración de Derecho Constitucional. La misma Constitución señala la obligación del Estado y los distintos niveles de gobierno de promover, fomentar y conservar esta actividad.

 

Al ser un derecho constitucional debe desarrollarse paulatinamente con el apoyo de medidas que permitan mejorar las condiciones de goce, disfrute y ejercicio del derecho, lo que conlleva al mantenimiento, regeneración y mejora de espacios públicos existentes y creación de nuevos espacios deportivos,así como la adopción de medidas que permitan la masificación del deporte.

 

El desarrollo por parte de la Corte Constitucional, recoge los elementos señalados en la Constitución y tratados internacionales, encasilla al deporte en la esfera de los derechos sociales e indica la obligación Estatal de continuar con su desarrollo progresivo.

 

Conclusiones


·         El derecho al deporte aparece indirectamente a mediados del siglo XX, y como una rama autónoma en el último cuarto del mismo siglo.

·         Ecuador adopta el derecho al deporte en el rango legal,  por ser subscritor de la Carta Internacional dela Educación Física y el Deporte.

·         La importancia que toma el deporte permite su consagración en el rango Constitucional.

·         Fue en 1998 cuando Ecuador incluyó al deporte como parte de sus derechos constitucionales.

·         En el desarrollo de los derechos sociales es necesario generar garantías constitucionales, donde el Estado participe  activamente para garantizar el desarrollo de los mismos.

·         En el Estado Constitucional de Derechos no es suficiente enunciar los derechos per se, sino también generar garantías que aseguren su goce, disfrute y desarrollo. 

·         El deporte se desarrolla en inter relación con otros derechos constitucionales como: educación, salud, grupos de atención prioritaria entre otros.