Mi Maletín de Compras

# de items: 0
Total: $0.00
Califica este artículo:

(0 Votos)

Visitas:

122

BRAZALETE ELECTRÓNICO

viernes 06 de octubre del 2017 | 16:11

Última actualización: martes 17 de octubre del 2017 | 15:25

                      BRAZALETE ELECTRÓNICO

 

“Creatividad es pensar en nuevas ideas. Innovación es hacer cosas nuevas”: Theodore Levitt.


Autor: Dr. Augusto Durán Ponce.                 

    

                                                        

                                                                            

Libertad. “La libertad, como la vida, sólo la merece quien sabe conquistarla todos los días”, decía Johann Goethe. El sentido y finalidad de la libertad es permitir a las personas que todos los  días cumplan sus anhelos, responsabilidades y alcancen un ideal, porque, según Goethe: “Vivir sin un ideal es vivir a medias”.

 

Los alimentantes tienen la obligación de atender las necesidades de sus descendientes. Si caen en mora del pago de las pensiones alimenticias saben que pierden su libertad.    

Definición de Prisión     

                                

 Esta palabra proviene del latín “prehensio”, acción y efecto de agarrar, atrapar. Es una pena privativa de la libertad, que consiste en que el condenado ingresa a una cárcel por un tiempo establecido en la ley. La prisión es inferior a la reclusión y superior al arresto. Es una medida de control social y el más duro y último recurso para asegurar el pago de las  pensiones alimenticias.                                                                                               

Tolstoi, en su novela “Resurrección” se preguntaba ¿por qué unas personas se creen con poder y razón para encarcelar a otras?   


 Obligación de Alimentos

Paulus, en el antiguo Digesto, consideraba homicida al que no suministra alimentos y decía: “No debe considerarse homicida sólo al que sofoca al recién nacido sino también al que no lo recibe, al que niega alimentos y al que le expone en lugares públicos de la misericordia que  él mismo no tiene”. Son prestaciones económicas a las que están obligadas por ley ciertas personas en beneficio de otras, para atender necesidades apremiantes de una vida decorosa y digna. Son el conjunto de elementos necesarios para la vida del ser humano. 

                         

 Fundamento

El derecho de alimentos tiene como fundamento la sangre. Los consanguíneos tienen el deber moral de alimentar a las personas a las cuales están unidas por la sangre.

                     

 ¿Qué comprenden los alimentos?

El Código de  la Niñez y Adolescencia dispone que el derecho los alimentos implica la garantía de proporcionar los recursos necesarios para satisfacer las siguientes necesidades básicas: alimentación nutritiva, equilibrada y suficiente; salud integral: prevención, atención médica y provisión de medicinas; educación; cuidado; vestuario adecuado; vivienda segura, higiénica y dotada de los servicios básicos; transporte; cultura, recreación y deportes; y, rehabilitación y ayudas técnicas si el derecho habiente tuviere alguna discapacidad temporal o definitiva.

El artículo 27, numeral 4  de la “Convención sobre derechos del niño” establece que “Los Estados Partes tomarán todas las medidas apropiadas para asegurar el pago de la pensión alimenticia por parte de los padres u otras personas que tengan la responsabilidad financiera por el niño…” 


Apremio personal

Cuando el padre o la madre incumplan el pago de dos o más pensiones alimenticias, el juez dispondrá el apremio personal hasta por treinta días o hasta el pago total de la obligación.

La obligación de suministrar alimentos empieza desde la concepción del ser humano y termina con la muerte del titular, de todos los obligados al pago, y  por cumplir la mayoría de edad, salvo su extensión hasta los veinte y un años de edad, si el alimentado cursa estudios superiores.

El artículo 66, en el numeral 29, literal c) de la Constitución de la República, dispone “Que ninguna persona pueda ser privada de su libertad por deudas, costas, multas, tributos, ni otras obligaciones, excepto el caso de pensiones alimenticias”.

 

Brazalete Electrónico

 

El Brazalete es un dispositivo que lleva una persona en su cuerpo, para controlarla a distancia. Mientras que Electrónica es la parte de la Física que estudia los cambios y movimientos de los electrones libres y la acción de  las fuerzas electromagnéticas que se utilizan en un aparato que recibe y transmite información.

 

La electrónica ha producido una verdadera revolución en la sociedad, permitiendo el acceso inmediato a la información y al conocimiento, brindando usos insospechados  en Medicina, Ingeniería, Ambiente, Derecho y en todos los campos.

 

Las redes sociales son producto de la electrónica. Umberto Eco dice: Las redes sociales le dan derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos rápidamente eran silenciados, pero ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los imbéciles”. La electrónica ha abierto la posibilidad de que todos expresen sus ideas.

 

El brazalete electrónico  es un dispositivo de vigilancia, conectado al ECU 911, que detecta la localización de una persona en determinados lugares de la sociedad y transmite los datos en forma electrónica a una central de monitoreo o sirve, también, para detectar una sustancia prohibida en el cuerpo de una persona. Es una medida alternativa a la prisión y no una forma de prisión virtual.

 

El Código Orgánico Integral Penal incorpora la figura del brazalete electrónico al ordenamiento jurídico nacional, cuando en su Disposición Transitoria Décimo Novena dispone que “El Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos en coordinación con el Consejo de la Judicatura pondrá en funcionamiento los dispositivos de vigilancia electrónica y su respectiva plataforma”.

 

El Gobierno remitió el proyecto sobre brazalete electrónico, el mismo que se convirtió en norma, para reducir en un veinte por ciento la población carcelaria y así ahorrar recursos económicos. Los cálculos han determinado que el gasto en los brazaletes es menor a  mantener en las cárceles a los privados de la libertad.

 

El uso del brazalete electrónico es:

 

1.    Violatorio de la privacidad, que es lo más íntimo de los seres humanos, quienes se constituyen en un recinto impenetrable. El derecho a la privacidad se halla consagrado en el artículo 66, numeral 3 de la Constitución.

 

2. Atentatorio contra la dignidad de las personas. La dignidad es lo más valioso de una persona y el fundamento de sus derechos. En consecuencia, toda persona merece respeto como ser individual y social, con sus características y condiciones.

La dignidad es  el derecho de todos por el hecho de existir. Este derecho está reconocido en el artículo 66, numeral 2 de la Constitución de la República.

 

3.    Humillante  y  estigmatizador  para quien lo porta, como una “marca”, que lo afrenta y humilla, lo que está en pugna con lo proclamado en el Artículo 66, numeral 3 y 18 de la misma Constitución de la República.

 

El que ve a una persona con un brazalete electrónico no está en condiciones de diferenciar si se trata de un moroso de pensiones alimenticias o un delincuente común.      

                                           

 El artículo 10.1 del “Pacto Internacional sobre los derechos civiles y políticos”, dice: “Toda persona privada de libertad será tratada humanamente y con el respeto debido a la dignidad inherente al ser humano”.

 

Con toda razón, Alberto Camus sostenía que El derecho humano no debe acabar en la puerta de las cárceles”.

 

El uso del brazalete electrónico debe ser facultativo de quien se halla privado de la libertad y no una disposición caprichosa de la autoridad. En todo caso, debe requerirse el consentimiento del usuario. 


 Para que los deudores de alimentos que se hallan privados de su libertad sean incluidos en el uso del brazalete electrónico se requiere de una reforma al literal c) del numeral 29  del artículo 66 de la Constitución, que contempla que la prisión para los morosos en el pago de las pensiones alimenticias es una excepción.

 

No procede una enmienda, porque está en juego el derecho de los menores y el Estado tiene que reconocer que la vida es un derecho superior a la libertad, ya que se nace con un conjunto de derechos y nadie puede vivir sin alimentos, por lo que “hay que comer para vivir” y no vivir para comer. De manera previa hay que precisar la diferencia en cuanto a lo que sanciona el Código Penal y lo que significa incumplir el pago de pensiones alimenticias. 

 

A pretexto de ahorrar en el cuidado a los privados de libertad se pretende incorporar al uso del brazalete electrónico a quienes no cumplen con el pago oportuno de las pensiones alimenticias. El uso del brazalete electrónico es una medida alternativa a la prisión.