Mi Maletín de Compras

# de items: 0
Total: $0.00
Califica este artículo:

(0 Votos)

Visitas:

13786

Breves comentarios sobre el sistema penal procesal acusatorio

viernes 04 de julio del 2008 | 11:33

Última actualización: viernes 11 de julio del 2008 | 12:09

 

Por: Ricardo Cobo Castillo

Doctor en Jurisprudencia

Especialista en Derecho Penal y Procesal Penal

La Constitución Política del Estado establece que el sistema procesal será un medio para la realización de la justicia, que hará efectivas las garantías del debido proceso contempladas en el artículo 24 numerales del 1 al 17 de la mencionada Carta Suprema y que velará por los principios de inmediación, celeridad y eficiencia en la Administración de Justicia. Conforme la Carta Magna, las normas procesales procurarán la simplificación, uniformidad, eficacia y agilidad en los trámites.

 

 

 

 

El artículo 219 de la Constitución Política establece que el "Ministerio Público, prevendrá en el conocimiento de las causas, dirigirá y promoverá la investigación preprocesal y procesal penal, es decir corresponde al fiscal la investigación preprocesal y procesal penal en el enjuiciamiento penal público o de acción pública.

Para Guillermo Cabanellas de Torres en su obra DICCCIONARIO JURIDICO ELEMENTAL, Procedimiento Penal lo define como "Serie de investigaciones y trámites para el descubrimiento de los delitos e identificación y castigo de los culpables".

PROCESO: Progreso, avance. Transcurso del tiempo. Las diferentes fases o etapas de un acontecimiento. Conjunto de autos y actuaciones.

En lo pertinente al Proceso Penal Acusatorio existen 4 etapas que son: La instrucción Fiscal, la etapa intermedia, el juicio y la etapa de impugnación.

ETAPA PREPROCESAL:

En la etapa preprocesal de la Indagación Previa, el fiscal luego de receptar la denuncia y si lo considera imprescindible con la colaboración de la Policía Judicial que actuará bajo su dirección, investigará los hechos presumiblemente constitutivos de la infracción penal que por cualquier medio hayan llegado a su conocimiento, si el Fiscal dentro de esta etapa preprocesal tuviera que adoptar medidas para las cuales requiere autorización judicial deberá previamente obtenerlos de los jueces penales correspondientes.

INDAGACIÓN PREVIA:

Es importante señalar que en los delitos sancionados con prisión la Indagación Previa no puede prolongarse por más de un año, y, en los delitos sancionados con reclusión ni por más de dos años, a partir de la fecha en que el Fiscal tuvo conocimiento, excepto si llegaren a conocimiento del Fiscal elementos que permitan imputar la autoría o participación en el delito a persona determinada, iniciará la instrucción aunque el plazo hubiere fenecido, siempre que la acción penal no hubiere prescrito según las reglas generales, así lo contempla en Código de Procedimiento Penal. Al efecto y para mi modesto criterio en mi calidad de jurista con especialización penal debo indicar que en cuanto a los plazos señalados para la indagación previa en los delitos de prisión y reclusión, éstos deberían ser reformados pues no se esta cumpliendo con el espíritu legal procesal de celeridad y eficiencia en la Administración de Justicia, existe una y verdadera contradicción en ese sentido, puesto que se estaría dilatando las investigaciones corroborando con la figura jurídica de la impunidad en el caso de aquellas acciones penales en donde el fiscal encuentre fundamentos suficientes para imputar a una persona en la participación de un hecho delictivo, y, en la otra cara de la moneda y al no encontrarse aquellos fundamentos e inclusive cuando el fiscal no encuentra que el acto o la conducta del presumiblemente infractor no es delito debe dictarse la desestimación de la denuncia y no esperar aquellos plazos extensos que como mencione contravienen a la realización de una auténtica justicia.

Cabe señalar además, que la investigación en la Indagación previa se mantendrá en reserva del público en general, no así al ofendido y al imputado quienes tendrán acceso inmediato a las investigaciones, a lo cual me encuentro totalmente de acuerdo, puesto que no se puede estropear y quebrar el mandato legal y procesal penal, ya que los entendidos en la acción penal como fiscales e investigadores, Jueces, personal policial y demás funcionarios no pueden divulgar y poner en peligro el éxito de la investigación puesto que se estaría coadyuvando a la impunidad, lo que nos releva el derecho a todos quienes estamos involucrados con el derecho penal y procesal penal a que se les juzgue sin recelo alguno por el delito de prevaricato tipificado y sancionado por nuestro Código Penal Vigente.


Es decir el éxito de un juicio penal radica en una investigación seria y veraz, en donde el Agente Fiscal sin dilaciones y con profundo conocimiento de la cuestión procesal, realice las pruebas concordantes y suficientes al esclarecimiento de los hechos inclusive con la intervención de peritos en la materia que el fiscal requiera, a efectos de determinar los fundamentos de su dictamen conforme al desarrollo de los resultados de la investigación, es decir en lo equivalente a la existencia del delito y a su autoría o participación en el hecho punible, sólo así y con la actuaciones enmarcadas en la ley y el derecho de lo jueces penales respectivos, tribunales penales, Cortes Superiores, y Corte Suprema de la Función Jurisdiccional, podemos hablar de una Justicia vertical que cruce los senderos de la legitima defensa de la sociedad y la ley para a alcanzar el sueño de los justos de que la justicia se convierta en una verdadera justicia social apegada al marco legal penal y procesal penal y sobre todo a las Garantías del debido proceso constantes en nuestra Constitución.