Mi Maletín de Compras

# de items: 0
Total: $0.00
Califica este artículo:

(0 Votos)

Visitas:

168

PRUEBA DOCUMENTAL

lunes 28 de agosto del 2017 | 12:30

Última actualización: viernes 15 de septiembre del 2017 | 13:32

PRUEBA DOCUMENTAL

 

Autor: Dr. José García Falconí

 


                                                      


Introducción

El derecho probatorio forma parte del correspondiente derecho procesal, en nuestro caso del procedimiento civil, cuyas disposiciones están reguladas por el COGEP; de tal modo, que el tema de la prueba, lo constituyen aquellos hechos que de acuerdo con el particular y concreto carácter de respectivo proceso es necesario acreditar para llevar certeza de ellos al juzgador, noción que a su vez es la base para desarrollar los conceptos de conducencia, pertinencia  y utilidad de la prueba (Art.158 al 173), temas que los trataré con detalle en un próximo trabajo.


El debate probatorio es el corazón del proceso oral, he aquí la importancia de la prueba documental, tema que trato en el presente trabajo.


Etimología de la palabra Documento


La voz documento, deriva del latín DOCERE, equivalente a dar a conocer; de tal modo, que por documento, hay que entender forzosamente cualquier objeto que dé a conocer un hecho determinado.

La legislación argentina manifiesta que documento, es toda expresión de persona conocida o conocible, recogida por escrito o por cualquier medio mecánico o técnicamente impreso como los planos, dibujos, cuadros fotografías, radiografías, cintas cinematográficas y fotocopias y archivos electromagnéticos que tengan capacidad probatoria.

De tal manera que son documentos los escritos, impresos, planos, dibujos, cuadros, fotografías, cintas cinematográficas, discos, grabaciones magnetofónicas, radiografías, talones, contraseñas, cupones, etiquetas, sellos y, en general, todo objeto mueble que tenga carácter representativo o declarativo, y las inscripciones en lapidas, monumentos, edificios o similares.

El tratadista Cassimiro A. Varela en su obra Valoración de la Prueba, de Editorial Astres, Buenos Aires Argentina, del año 1990, dice: “ Al igual que los otros medios de prueba, el documento es resultado de una actividad humana, aunque en este caso ella crea una cosa mediante un acto que sirve de vehículo de representación”


Documento e Instrumento


Sobre los documentos e instrumentos, que nuestra legislación trata como he señalado el Código Civil y el COGEP, el autor citado, dice: “Existe cierta tendencia a asimilar ambos conceptos. Así la legislación sustancial utiliza ambas expresiones como sinónimas, y lo formal, al aludir a la prueba documental, se refiere fundamentalmente a la instrumental, sin que obste a ello que la circunstancia o autenticidad de algunos de estos debe acreditarse a través de otros medios de prueba, tales como el reconocimiento judicial y el examen de peritos”.

Sobre este punto recalca, que: “Documento es todo objeto producto de un acto humano, que representa a otro hecho o a un objeto, a una persona, o una escena natural o humana, mientras que el instrumento, constituye una de las varias especies de documentos; la que consiste en escritos públicos o privados auténticos o sin autenticidad”

Sobre los documentos públicos señala: “Es aquel que ha sido otorgado o autorizados por un funcionario público o depositario de la fe  pública. El documento público puede ser escrito o no, ya que es todo aquel que proviene de la actividad de funcionarios públicos en el ejercicio de su cargo o de depositarios de la fe pública, tal es el caso de los notarios, pudiendo revestir la forma de una fotografía, de un plano, etc.”


Documento no es sinónimo de Escrito


Como señala el maestro Hernán Fabio López Blanco “Dentro de estos conceptos generales es menester desterrar la tan frecuente y equivocada idea de identificar documento con escrito, pues todo escrito es un documento, pero no todo documento necesariamente es un escrito, confusión que proviene de la circunstancia de que los más utilizados de los documentos son los escritos”.


¿Qué es Documento Público?


Es el otorgado por el funcionario público en el ejercicio de su cargo con su intervención; mientras que escritura pública, que se encuentra dentro de los documentos públicos, es el otorgado por un Notario o quien haga sus veces y ha sido incorporado en el respectivo protocolo, en cuyo caso se denomina escritura pública; de tal modo, que la escritura pública es el instrumento que contiene declaraciones en actos jurídicos emitidas ante Notario, con los  requisitos previstos en  la ley y que se incorpora al proceso. El proceso de su perfeccionamiento consta de la recepción, la extensión, el otorgamiento y la autorización, señala el ordenamiento jurídico colombiano.


¿Qué son Documentos Privados?


Son todos aquellos que no tienen el carácter de público, o sea, los producidos por las partes o terceros que no tengan la calidad de funcionarios públicos o que, teniéndolas, no lo expiden o autorizan en uso de las atribuciones que les concede la ley.

La legislación de varios países señalan que documento privado, es el que no reúne  los requisitos para ser documento público.

Son todos aquellos que no tienen el carácter de públicos y para la autenticidad de estos documentos se requiere cumplir con lo que dispone el Art.201 del COGEP; debiendo señalar, que la autenticidad es un requisito que debe estar cumplido para que el documento pueda ser apreciado y valorado por el Juez en lo que intrínsecamente contenga, pero es asunto ajeno a su valor probatorio; en páginas posteriores.


El aporte de los documentos al proceso


El tratadista Hernán López, manifiesta que al ser la prueba documental preexistente por haber sido creada con anterioridad, no requiere de práctica como acontece con otros medios para cuya materialización es obligada tal labor, de tal manera que de lo que se trata es de hacerla llegar al expediente, aportarla al mismo.

Agrega: “Aportar los documentos es incorporarlos debidamente al proceso y para el fin existen amplias posibilidades legales para hacerlo, tantos que incluso algunas voces se alzan para exigir que se limiten las mismas, aspecto que no comparto pues la regulación vigente, generosa en verdad, es la que mejor consulta nuestra realidad y en nada conculca el debido proceso”; según el COGEP, por regla general el aporte de pruebas documentales puede ser hecho en la demanda, en la reconvención o en la contestación, a la reconvención.


¿Qué es Prueba Documental?


El Dr. Rodrigo Jijón, en su obra La Oralidad y específicamente, sobre el anuncio de prueba documental, manifiesta lo siguiente: “La oralidad, como tal está referida de manera fundamental al período de prueba. El debate probatorio es, por así decirlo, el corazón del juicio oral. En la audiencia de prueba se va a cumplir con los principios de inmediación, concentración y publicidad que caracterizan al proceso oral. La audiencia de pruebas debe ser dirigida personalmente por el juez, bajo sanción de nulidad”.

Sin embargo no se debe descartar la presentación de documentos escritos en juicio oral. Generalmente estos ya se exhiben con la demanda. Únicamente los documentos que no estuvieron en poder de las partes o de los cuales las partes no tuvieron conocimiento al momento de formular la demanda o la contestación, pueden incorporarse en el término probatorio. La prueba escrita es, sin duda muy importante en el proceso oral. Al respecto citamos a Cappelletti, pero esta revalorización de la prueba oral no tiene necesidad de acompañarse de una irracional desvalorización de la prueba documental (preconstituida) la cual, aún antes del proceso, opera benéficamente fuera del proceso, en el mundo de las relaciones sustanciales, creando un cierto grado de certeza y de confianza de los asociados en sus negociaciones y en general en sus relaciones jurídicas. Ocurre así que, incluso en un ordenamiento procesal, coherentemente apoyado sobre el principio de oralidad, no solamente se explica la permanente admisibilidad e importancia de la prueba documental, sino que se justifica además una permanencia de la eficacia probatoria legal de los escritos. El principio de la oralidad implica la libre valoración de la prueba por constituir, pero no implica, en cambio, en absoluto el abandono integral de la prueba legal, cuando ésta se limite a las pruebas preconstituidas, las cuales como repito, despliegan todavía más su benéfica eficacia, de certeza antes y fuera del proceso que en el proceso mismo.

Es la aportación al proceso de un objeto material, en el que aparece representada una manifestación humana en torno a un hecho presente de interés para el proceso; aclarando, que Carnelutti, afirmaba que el documento no es solo una cosa, sino una cosa representativa, o sea capaz de representar un hecho; he aquí la importancia de la narración de los hechos en la demanda y en la contestación.


Objeto de la Prueba Documental


Son todos aquellos hechos representados, presentes, pasados e, inclusive futuros, así como los elementos que pueden ser incorporados como tales, como, por ejemplo, la costumbre y la ley extranjera. Y en razón del carácter declarativo o representativo del documento, también puede ser objeto de dicha prueba, los pensamientos exteriorizados se entiende o la voluntad de sus partícipes, señala el tratadista peruano Alberto Hinostroza Minguez.


Características de la Prueba Documental


La prueba obtenida a través de documentos, se caracteriza como prueba ocular, cuando el documento utilizado para la averiguación de algo, es contemplado a través de la vista; sin embardo, añade que la apreciación del documento no se limita al uso del sentido de la vista, es más puede prescindirse de él como cuando se percibe a través del oído (tratándose de discos o cintas magnetofónicas), pudiendo emplearse ambos sentidos como el caso de viodeocintas.