Conferencia sobre Desarme y Desarrollo

Jueves, 24 de noviembre de 2005


Conferencia sobre Desarme y Desarrollo

DEPARTAMENTO DE ASUNTOS DE DESARME (O.N.U.)


LA CONFERENCIA INTERNACIONAL fue la primera conferencia celebrada sobre el tema de la relación entre el desarme y el desarrollo. Asistieron a ella 150 Estados, 40 de los cuales estuvieron representados a nivel ministerial. En un debate general de siete días hablaron 99 oradores.
Además, Inga Thorsson, Presidenta del Grupo de Personalidades Eminentes, presentó la declaración conjunta del grupo. Asistieron al grupo 150 organizaciones no gubernamentales, 40 de las cuales también hicieron declaraciones. El 9 de septiembre de 1987, la Conferencia aprobó por consenso un Documento Final costituido por tres partes. Las secciones siguientes contienen las conclusiones de la Conferencia sobre los tres temas de su programa. Por último, se presenta un Programa de acción dirigido tanto a los Estados participantes como a las Naciones Unidas.

Temas sustantivos

Los tres temas sustantivos del programa de la Conferencia fueron los siguientes:

a). Examen de la relación entre desarme y desarrollo en todos sus aspectos y dimensiones con miras a llegar a conclusiones apropiadas;

b). Examen de las consecuencias que tiene el nivel y la magnitud de los gastos militares, en particular de los Estados poseedores de armas nucleares y otros estados con poderío militar, para la economía mundial y la situación económica y social internacional, especialmente para los paises en desarrollo, y elaboración de recomendaciones apropiadas para la adopción de medidas correctivas;

c). Examen de los medios de liberar recursos adicionales con la adopción de medidas de desarme para los fines del desarrollo, especialmente en favor de los paises en desarrollo.

El Documento Final

Refleja un enfoque con visión de futuro de las cuestiones interconexas del desarme, el desarrollo y la seguridad. El proyecto de documento final fue preparado por el Presidente de la Comisión Plenaria. Entraño intensas negociaciones en los diversos grupos políticos y entre ellos, en consultas celebradas a puertas cerradas para limar las diferencias de carácter conceptual y político; pero una vez que se presento oficialmente el proyecto de la Comisión Plenaria, sólo se le introdujeron tres modificaciones pequeñas, sobre todo para incluir la opinión de que la seguridad era un factor clave en la relación entre el desarme y el desarrollo.
Se llegó a un adelanto importante sobre esta cuestión cuando los paises no alineados aceptaron el papel de la seguridad al relacionar el desarme con el desarrollo haciendo incapié al mismo tiempo en que, en un mundo cada vez más interdependiente, la seguridad no se podía definir totalmente en términos militares ni asegurarse totalmente por medios militares.Los temas y los propósitos de la Conferencia despertaron el interés de la comunidad investigadora y académica así como el de las organizaciones no gubernamentales.

Conclusiones

Entre las conclusiones de estos documentos figuran las siguientes:

a). No se debe correr el riesgo de que el desarrollo se convierta en una victima de la carrera de armamentos, aunque el desarme por sí mismo no puede producir directamente el desarrollo.Tampoco se puede dejar todos los problemas del desarrollo a merced de la liberación de recursos mediante la adopción de medidas de desarme y la reasignación de una parte de esos recursos liberados en favor de los paises en desarrollo. Sin embargo, la reasignación de los recursos sería un dividendo valioso del desarme para el desarrollo;

b). pocas naciones se han liberado de las consecuencias de la situación económica internacional contemporánea caracterizada por una inestabilidad monetaria, financiera y comercial que ha afectado el crecimiento y el desarrollo de la mayoría de los paises. Estos problemas se ven más agravados por los gastos militares mundiales ocasionados por un aumento del poderío militar que dimana de los conceptos respecto de la seguridad que parecen prevalecer sobre otras preocupaciones;

c). La situación económica difícil, el hambre, la pobreza y la inestabilidad política son los aliados naturales. No considerar la consecuencia más amplias del desafío del desarrollo puede muy bien conducir a problemas mucho mayores en el futuro.

La tierrra no es infinita

El Grupo de Personalidades Eminentes en las esferas del desarme y el desarrollo se reunió en Nueva York del 16 al 18 de abril de 1986. los miembros del Grupo, aprobaron por unanimidad una declaración, cuyo párrafo final dice los siguiente:
" Se está poniendo en peligro a nuestro pequeño planeta con los arsenales de armas que pueden hacerlo saltar por los aires, con la carga de los gastos militares que pueden hundirlo y con la falta de satisfacción de las necesidades fundamentales de las dos terceras partes de su población, que subsisten con menos de un tercio de sus recursos.
pertenecemos a una organización casi universal que cree que tenemos esta tierra en préstamo de nuestros hijos al igual que la hemos heredado d nuestros antepasados.
La población máxima que puede soportar la Tierra no es infinita, como tampoco lo son sus recursos. Las necesidades de la seguridad nacional son legítimas y debemos satisfacerlas. Con todo, ¿debemos adoptar la posición de testigos impotentes de un avance hacia una mayor inseguridad a un mayor costo? " El Documento Final consideró que tanto el superarmamento como el subdesarrollo son amenaza para la seguridad internacional.

Resultado positivo de la Conferencia

La aprobación por consenso del Documento Final se consideró como un resultado positivo de la Conferencia. Después de su aprobación hicieron declaraciones los representantes de 22 Estados, algunos de los cuales estimaron que era un texto de avenencia que no llegaba a satisfacer cabalmente sus precocupaciones. Por Ejemplo, muchas delegaciones africanas lamentaron que el documento no contuviese propuesta alguna para la creación futura de un fondo que encauzase los recursos liberados por las medidas de desarme hacia el desarrollo de los paises en desarrollo. Los Estados socialistas expresaron la convicción de que un mecanismo especial para la transferencia de una parte de los recursos liberados mediante el desarme hacia los paises en desarrollo aseguraría la relación institucional necesaria entre el desarme y el desarrollo. Sugirieron además que el Consejo de Seguridad considerará la relación entre el desarme y el desarrollo al nivel más elevado posible.
Dicha opinión fue compartida por algunos otros Estados que lamentaban que en el documento no se propusiesen concretamente actividades complementarias del programa de acción.
Por otra parte, el Reino Unido manifestó que se reservaba el derecho de asignar toda economía procedente de las medidas de desarme, de conformidad con sus propias prioridades, de los causes que considerarse más apropiados.

Algunas opiniones de naciones

entre ellas Zimbabwe, que hablo en nombre de los paises no alineados,y México, estimaron que el Documento atribuía demasiada importancia al concepto de la seguridad. Consideraban que el documento indicaban una preferencia por el concepto de la seguridad expresado por las principales alianzas militares, en detrimento del sistema de seguridad colectiva previsto por la Carta de las Naciones Unidas. Zimbabwe dijo también que el Documento Final, en lugar de enfocar fundamentalmente el desarme de los Estados cuyos gastos militares surtían el mayor efecto en la economía mundial, había sido redactado de tal manera que se pudiese interpretar que los gastos en armamentos de los paises pequeños debían ser tratados como los de mayor poderío.

China también expresó que lamentaba que el Documento Final no atribuyese la responsabilidad primaria por el desarme a las dos Potencias principales.
Suecia expresó la convicción de que el documento interpretaba la seguridad en el sentido político, económico y humano más amplio posible. francia opinó que el Documento Final contenía solamente un "bosquejo general" de los problemas reales de la relación entre el desarme y el desarrollo: el logro del desarme estaba sujeto a cierto número de condiciones, incluida la necesidad de mantener la estabilidad.

En Canadá, Nueva Zelandia y Australia pusieron de relieve que la conclusión de la Conferencia debía jalonar el comienzo de las medidas complementarias encaminadas a promover y alcanzar los objetivos para los cuales se celebraba.
En su declaración de clausura el presidente de la Conferencia dijo que la comunidad internacional, por mayoría abrumadora, había acordado que existía una relación estrecha y multidimencional entre el desarme y el desarrollo. La Conferencia había "dado con acierto un golpe, por una razón justa, en el momento oportuno y en el lugar adecuado".

Comentando sobre la aprobación del Documento Final Y la Conferencia:

"El Documento subraya las profundas repercusiones de la carrera mundial de armamentos en la economía mundial y en las relaciones económicas internacionales. aunque en el tema de la supervivencia humana siga siendo el argumento principal contra la carrera de armamentos, ahora tenemos a nuestra disposición un arsenal de poderosos argumentos basados en consideraciones económicas contra la carrera de armamentos. El significado de este aspecto no se había valorado hasta ahora lo suficiente. Si esta conferencia a contribuido a inculcar esos argumentos a los gobernantes de todo el mundo y ha influido en su pensamiento sobre estos temas clave, habrá logrado, a mi juicio, los fines que perseguía".

Change password



Loading..