RECURSO EXTRAORDINARIO DE REVISIÓN

Lunes, 24 de julio de 2017

RECURSO EXTRAORDINARIO DE REVISIÓN




Autor: Dr. José García Falconí

 

Durante 6 años tuve la oportunidad y el honor de actuar como delegado del señor Doctor Galo Chiriboga Zambrano, ex Fiscal General del Estado, en las audiencias de casación y revisión, que se llevaban a cabo en la Corte Nacional de Justicia.

Hoy que me encuentro jubilado, estoy dedicado a hacer una labor académica de investigación y me encuentro escribiendo un libro sobre el recurso extraordinario de revisión en materia penal, que saldrá a la luz pública después de unas semanas.

También en dicho trabajo, analizo la responsabilidad civil extracontractual del Estado ecuatoriano por mal servicio público; pongo a consideración algunos modelos de demandas , señalando que, en el segundo suplemento del Registro Oficial número 31 del día viernes 7 de julio de 2017, la Asamblea Nacional, publica el Código Orgánico Administrativo COA, y en el libro cuarto desde el artículo 330 al 344, trata sobre la responsabilidad extracontractual del Estado, cuyo análisis jurídico lo hago en el trabajo antes mencionado.

En esta oportunidad, quiero compartir algunas ideas, con el público lector de la Revista Judicial del diario La Hora de esta ciudad, sobre cómo se tramita el recurso extraordinario de revisión en materia penal.

El Art. 660 del COIP, señala las reglas a través de las cuales se debe tramitar este recurso, de todos modos, hay que seguir los siguientes pasos:


Primer Paso


Se propone el recurso extraordinario de revisión mediante escrito fundamentado y que debe contener la petición o inclusión de nuevas pruebas ante el tribunal de primer nivel correspondiente, en cualquier tiempo luego de ejecutoriada la sentencia condenatoria. Hoy se ha presentado la polémica, si el escrito de recurso extraordinario de revisión se presenta ante el Tribunal de garantías penales o directamente antes la Corte Nacional de Justicia.

Además, en el escrito de recurso extraordinario de revisión, se debe hacer constar lo siguiente:

A.   Antecedentes del hecho.

B.   La situación jurídica.

C.   Los hechos que dieron lugar a la sentencia recurrida.

D.   Los hechos del proceso mal apreciados, haciendo un análisis del delito.

E.   La causa o causas invocadas.

F.    El anunciamiento de la prueba nueva.

G.   La inexistencia del delito y por tal su inocencia.

H.   Síntesis y conclusiones.

 

Debo señalar que en el sistema jurídico, donde hay recursos, hay derechos, pues el derecho es una consolidación de la conducta, ya que cada persona vive en permanencia del derecho.


Segundo Paso


Presentado el escrito, el tribunal correspondiente deberá remitir el expediente inmediatamente a la Corte Nacional de Justicia.


Tercer paso


La Secretaría de la corte Nacional de Justicia, deberá enviar el expediente a la Sala de lo Penal, Penal Militar, Penal Policial y Tránsito, o en su caso a la Sala de la Familia, Niñez y Adolescencia y de Adolescentes Infractores.


Cuarto Paso


La Sala debe analizar si el escrito que contiene el recurso de revisión se encuentra bien fundamentado, previamente hay que sortear entre los tres jueces a quien le toca actuar como ponente y por tal como sustanciador (artículo 388 COFJ); y en esta doble calidad estudia el libelo y la documentación que se acompaña, con el fin de determinar si se ajusta a derecho para aceptarla, o para rechazarla en caso contrario.

El rechazo se decide por auto interlocutorio con la firma de todos los integrantes de la Sala.


Quinto paso


La admisión se produce por auto de sustanciación que únicamente suscribe el juez sustanciador; esto es, el juez ponente.

Hay que aclarar, que el auto de rechazo es de carácter interlocutorio porque decide la suerte del recurso, lo que supone un estudio minucioso del escrito en el que se interpone el escrito de recurso de revisión y sus anexos, con el objeto de puntualizar la idoneidad de las pruebas que pretende establecer el derecho a recurrir o a demostrar el error de hecho invocado, o bien, para anotar las deficiencias sustanciales del escrito de la demanda en sus peticiones, en la determinación del proceso, o en su fundamentación; por el contrario, el auto admisorio es de sustanciación, porque dispone que el escrito es procedente y en el plazo máximo de cinco días se pondrá en conocimiento de las partes la recepción del proceso y en la misma providencia se señalará día y hora en que se celebrará la audiencia conforme dispone el Art. 660.1.

Esto es, se ordena la procedencia del recurso, la notificación a los sujetos procesales y si la revisión es de una sentencia dictada en un proceso de ejercicio público de la acción, se contará con la intervención de la o el Fiscal General del Estado o su delegada o delegado conforme dispone el Art. 660.2. Del COIP


Nota.-

No está claro cuál es la consecuencia del auto que rechaza el escrito del recurso de revisión, si se podría o no apelar del mismo; y, en este caso, quien conocería la apelación; si es o no procedente interponer recurso de hecho; o de otra manera interponer la acción extraordinaria de protección ante la Corte Constitucional, si los motivos que tuvo la Sala de lo Penal, Penal Militar, Penal Policial y Tránsito o Sala Especializada de la Familia, Niñez y Adolescencia y Adolescentes Infractores, cuestión que debe ser aclarado por el Pleno de la Corte Nacional de Justicia.

En la parte práctica del presente trabajo, trato paso a paso el trámite de este recurso de revisión, debiendo recalcar que si dicho escrito tiene objeciones de carácter sustancial, que por su naturaleza, son insubsanables, porque contrarían los fundamentos del recurso, que pasaría en este caso, porque en Colombia procede el recurso de reposición, mientras que en nuestro ordenamiento jurídico hay un vacío de la ley en este punto de derecho.


Sexto Paso


La Sala convoca a audiencia dentro de los 5 días posteriores.

El día y horas señalados por la Sala correspondiente se celebra la audiencia, de la siguiente manera:

a) El juez ponente solicita a Secretaría, que certifique la presencia de los sujetos procesales que están presentes y que han sido notificados.

b) El Secretario certifica aquello.

c) Identifica los jueces que conforman la Sala, señalando si son jueces titulares o conjueces, y en este caso aclarando porque actúan como tales.

d) El juez ponente, concede la palabra al recurrente para que exponga sus fundamentos;

e) El juez ponente, concede la palabra al recurrente para que se practiquen las pruebas solicitadas por aquel, a través del principio de contradicción; esto es la parte que no interpuso el recurso puede objetar en ese momento las pruebas pedidas y que se van a practicar en dicha audiencia, dando cumplimiento al principio de contradicción; esto es, las objeciones y repreguntas.

f) El juez ponente, concede la palabra al recurrente para que presente su alegato final; luego le concede a la contraparte, y si está presente el procesado él tiene el derecho a la última palabra.

g) El juez ponente, dispone que las partes salgan de la sala de audiencias porque los jueces que conforman el tribunal, van a deliberar.

h) Luego de la deliberación la secretaría convoca los sujetos procesales a que vuelvan a la Sala de Audiencias.


Séptimo Paso


El juez ponente, solicita a la Secretaría, si las partes que estuvieron presentes en la primera parte de la audiencia, están también presentes en ese momento; y si es así, el juez ponente anuncia de viva voz en la misma audiencia la resolución de la Sala, obviamente si hay voto salvado se concede la palabra al juez que así lo hizo.


Octavo Paso


Terminada la audiencia y anunciada la resolución de viva voz, la Sala correspondiente tiene la obligación de notificar la sentencia por escrito debidamente motivada dentro de los tres días siguientes a la misma, por así disponerlo el Art. 660.3.


Notas Finales.-


Con la experiencia que me he permitido tener por estos casi seis años como asesor del Señor Dr. Galo Alfredo Chiriboga Zambrano, ex Fiscal General del Estado, y como delegado a las audiencias de casación y revisión en la Corte Nacional de Justicia, hoy que he terminado mis funciones en dicha noble institución, me permito hacer las siguientes acotaciones:

a) Una vez que la Fiscalía General del Estado, en los procesos de ejercicio público de la acción, o la contraparte en otros procesos, recibida la notificación con la recepción del proceso y señalamiento de día y hora para la audiencia, es conveniente que se haga un estudio a fondo de los documentos acompañados a dicho escrito, y de los elementos de convicción que se hubieren recaudado o aportado en el de la prueba;

b) El alegato final en la audiencia correspondiente antes de la deliberación de la Sala, debe responder a las exigencias extraordinarias del recurso, en el sentido de que su propósito es demostrar que la causa o causas enunciada en el escrito de recurso extraordinario de revisión ha sido o no probada; esto es, el delegado del Fiscal General del Estado, debe actuar con objetividad;

c) El alegato del recurrente, pondrá de manifiesto que en el proceso se incurrió en el error de hecho previsto en la causa o causas indicada-s en el escrito de revisión, y que ese error determinó la parte resolutiva del fallo;

d) También con el respeto del caso, debo manifestar, que los señores jueces que integran la Sala correspondiente, deben considerar de  vital importancia la prueba nueva practicada, el alegato de fondo, no se lo debe omitir; de tal manera, que hay que prepararse para este momento crucial en la audiencia, pues la Corte Suprema de Justicia de Colombia, ha manifestado con razón: ?La revisión es un recurso, el más exigente, que no puede tener éxito sin el lleno de ciertos presupuestos imperiosos, objetivos y formales. Entre ellos está el alegato de fondo, que sucede al periodo probatorio y en el que el recurrente debe analizar razonadamente la prueba, en orden a demostrar o poner de resalto la existencia real del motivo presentado en el escrito de revisión, con técnica similar al que preside la casación, no basta la ordinaria, al menos en el derecho positivo colombiano, formular la petición de revisión y solicitar luego la práctica de pruebas; es menester para el planteamiento concreto, sustentar la causal o causales presentadas en la demanda que originan el proceso sui generis de la revisión, mediante el alegato de conclusión, pues la Corte no tiene actuación oficiosa para darle forma a la acusación contra el fallo que se ataca.?

Sin embargo, reconoce que hay casos excepcionales en los que puede faltar la alegación. En tal sentido agrega: ?Solamente por vía de excepción, en casos muy especiales, podría el recurrente en revisión ser eximido del alegato de conclusión, en la hipótesis de que en el libelo de demanda, fundamentara con claridad y precisión el motivo aducido y demostrara en él, la existencia de la causal invocada con pruebas acompañadas de la misma demanda, y que no requieran ratificación o nueva producción en la etapa probatoria del recurso, es decir, que pudieran ser apreciadas en la decisión sin más condiciones, por tratarse verbigracia de documentos oficiales auténticos?. Sentencia de la Corte Suprema de Justicia, Sala de lo Penal, septiembre 11, 1970 G.J.t CXXX y V, Nos. 2330-2332, página 270.

 

 

Change password



Loading..