Registro Oficial

Registro Oficial. 28 de NOVIEMBRE del 2003 Suplemento

Viernes, 28 de noviembre de 2003

Última modificación: Miércoles, 17 de julio de 2013 | 11:00

\n \n \n \n
   MES DE NOVIEMBRE DEL 2003
\n \n \n \n
\n

\n
 
\n

 
\n

Viernes, 28 de Noviembre del 2003 - R. O. No. 221

\n

TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

\n

SUPLEMENTO

\n

DR. JORGE A. MOREJON MARTINEZ
DIRECTOR
\n
ACUERDO\n DE CARTAGENA

\n\n

SUMARIO:

\n\n

26-AI-2001 Sumario por Incumplimiento\n de Sentencia 26-AI-20011

\n\n

PROCESOS

\n\n

6-IP-2003 Interpretación prejudicial\n de los artículos 83 literal a), 88 literal e), 91 y 92\n de la Decisión 344 de la Comisión del Acuerdo\n de Cartagena, formulada por el Consejo de Estado de la República\n de Colombia, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección\n Primera, y la interpretación de oficio de los artículos\n 81 y 88 literal d) de la Decisión 344. Actor: Compañía\n Lloreda S.A. Marca: FINOLIGHT (mixta). Proceso Interno N615

\n\n

7-IP-2003\n Interpretación\n prejudicial de los artículos 81 y 82 literal d) de la\n Decisión c4 de la Comisión del Acuerdo de Cartagena,\n formulada por el Consejo de Estado de la República de\n Colombia, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección\n Primera. Actor: Creaciones PACÍFICAS 5. EN C. Marca: PACHICAS\n (nominativa). Proceso Interno N 7007.

\n\n

25-IP-2003\n Interpretación\n prejudicial de los artículos SI, 83 literal a), 95 y 96\n de la Decisión 344 de la Comisión del Acuerdo de\n Cartagena, solicitada por el Consejo de Estado de la República\n de Colombia, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección\n Primera. Actor: SOCIÉTÉ DES PRODUITS NESTLÉ\n Marca: "NESTLÉ OMEGA PLUS". Proceso interno\n N0 7273..

\n\n

ORDENANZA\n MUNICIPAL:

\n\n

Cantón\n Cuyabeno: De\n reglamentación urbana, construcciones y ornato..\n

\n \n
\n

 

\n\n

SUMARIO\n POR INCUMPLIMENTO DE
\n SENTENCIA 26-AI-2001

\n\n

TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA COMUNIDAD
\n ANDINA.- Quito, veintiocho de mayo de dos mil tres.

\n\n

VISTOS:

\n\n

El expediente que contiene el procedimiento sumario iniciado\n respecto de la República de Colombia, mediante el cual\n se trata de establecer el cumplimiento dado a la sentencia proferida\n el 24 de octubre de 2001 dentro del Proceso N0 26-AI-200 1.

\n\n

El artículo 27 del Tratado de Creación del Tribunal\n y los artículos 118 y 119 de su estatuto; y,

\n\n

 

\n\n

Considerando:

\n\n

Que en el auto de 28 de abril de 2002 el Tribunal declaró\n que la República de Colombia ha incurrido en incumplimiento\n de la sentencia citada y que, en consecuencia, debía requerirse\n a la Secretaria General para que emitiera el concepto previsto\n en el artículo 27 del Tratado de Creación del Tribunal.

\n\n

Que la Secretaría General emitió su opinión\n respecto del tipo de sanciones que deberían ser impuestas\n al referido País Miembro, la cual consta en el oficio\n visible a folios 57 y siguientes del expediente.

\n\n

Que con el objeto de precisar los alcances de la opinión\n de la Secretaria General se convocó a audiencia pública,\n la cual se llevó a cabo con la concurrencia de representantes\n de la Secretaría General y de la República de Colombia.

\n\n

Que el desacato a una sentencia del Tribunal agravia de manera\n superlativa el orden jurídico comunitario; al desconocer\n e ignorar la fuerza vinculante de los pronunciamientos judiciales,\n colocando al País Miembro que incurre en él al\n margen de la Comunidad,

\n\n

DECIDE:

\n\n

PRIMERO: Suspender parcialmente las ventajas del Acuerdo de\n Cartagena que al momento benefician a la República de\n Colombia, autorizando a los demás Países Miembros\n para que, de conformidad con lo establecido en el inciso segundo\n del artículo 27 del Tratado de Creación del Tribunal\n y, en concordancia con lo previsto en el artículo 119\n del estatuto, impongan temporalmente un gravamen adicional del\n cinco por ciento (5%) a las importaciones que realicen a sus\n territorios de cinco (5) productos, a su elección, procedentes\n y originarios de dicho País Miembro.

\n\n

SEGUNDO: La determinación de esos productos deberá\n ser informada por cada uno de los Países Miembros al Tribunal\n y comunicada, además, a la Secretaría General de\n la Comunidad Andina.
\n ´
\n TERCERO: La sanción tendrá vigencia a partir de\n la notificación de este auto y mantendrá su aplicación\n hasta tanto la República de Colombia demuestre fehacientemente\n ante el Tribunal que ha dado fiel cumplimiento a la sentencia\n proferida el 24 de octubre de 2001 dentro del Proceso N0 26-AI-200\n 1.

\n\n

NOTIFIQUESE, PUBLIQUESE Y CUMPLASE.

\n\n

Rubén Herdoíza Mera
\n PRESIDENTE

\n\n

Ricardo Vigil Toledo
\n MAGISTRADO

\n\n

Guillermo Chahín Lizcano
\n MAGISTRADO

\n\n

Moisés Troconis Villarreal
\n MAGISTRADO

\n\n

Walter Kaune Arteaga
\n MAGISTRADO

\n\n

Eduardo Almeida Jaramillo
\n SECRETARIO

\n\n

TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA COMUNIDAD

\n\n

ANDINA.- El auto que antecede es fiel copia del original que\n reposa en el expediente de' esta Secretaría. CERTIFICO.

\n\n

Eduardo Almeida Jaramillo
\n SECRETARIO

\n\n


\n PROCESO No\n 6-IP-2003

\n\n

Interpretación prejudicial de los artículos\n 83 literal a), 88 literal e), 91 y 92 de la Decisión 344\n de la Comisión del Acuerdo de Cartagena, formulada por\n el Consejo de Estado de la República de Colombia, Sala\n de lo Contencioso Administrativo, Sección Primera, y la\n interpretación de oficio de los artículos 81 y\n 88 literal d) de la Decisión 344. Actor: Compañía\n Lloreda S.A. Marca: FINOLIGHT (mixta). Proceso Interno N 6156.

\n\n

TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA COMUNIDAD ANDINA, San Francisco\n de Quito, a los nueve días del mes de abril de dos mil\n tres.

\n\n

VISTOS:

\n\n

La solicitud de interpretación prejudicial contenida\n en el oficio N0 2968. remitida por el Consejo de Estado de la\n República de Colombia, Sala de lo Contencioso Administrativo,\n Sección Primera, con motivo del Proceso Interno 6156.\n Oficio recibido el 16 de enero de 2003.

\n\n

Que la mencionada solicitud cumple con todos los requisitos\n establecidos por el Tratado de Creación del Tribunal de\n Justicia de la Comunidad Andina y los contemplados en el artículo\n 125 de su estatuto, razón por la cual, fue admitida a\n trámite mediante auto dictado el 19 de febrero de 2003.\n Como hechos relevantes para la interpretación, se deducen:

\n\n

1. Las partes

\n\n

La parte actora es la Compañía Lloreda S.A.,\n la que actúa mediante apoderado.

\n\n

La demandada es la Superintendencia de Industria y Comercio\n de la República de Colombia.

\n\n

Interviene como tercero interesado en el presente proceso\n la Sociedad INDUSTRIAS DE ACEITE S.A. (lASA).

\n\n

2. Determinación de los hechos relevantes

\n\n

2.1 Hechos

\n\n

La Sociedad INDUSTRIAS DE ACEITE S.A. (lASA) solicitó\n ante la División de Signos Distintivos de la Superintendencia\n de industria y Comercio de la República de Colombia el\n registro de la marca mixta FINOL1GHT (mixta), para distinguir\n aceites comestibles comprendidos en la clase 29 de la Clasificación\n Internacional de Niza (Clase 29: carne, pescado, aves y caza,\n extracto de carne; frutas y legumbres en conserva, secas y cocidas;\n jaleas, mermeladas, compotas; huevos, leche y productos lácteos;\n aceites y grasas comestibles), solicitud a la cual correspondió\n el Expediente N0 97 7333 y a la que no se adjuntó el documento\n que probara la existencia de dicha sociedad como lo exige el\n literal e) del artículo 14 del Decreto 117 de 1994, en\n concordancia con el literal e) del artículo 88 de la Decisión\n 344; además, de que el poder presentado por la solicitante\n tampoco cumplió con el requisito establecido en el artículo\n 65 del Código de Procedimiento Civil de la República\n de Colombia.

\n\n

Una vez publicado el extracto de la solicitud en la Gaceta\n de Propiedad Industrial de la República de Colombia, el\n agente oficioso de la' Sociedad LLOREDA S.A.- Antes LLOREDA GRASAS\n S.A.-, formuló observaciones al registro de la marca FINOLIGHT\n (mixta), argumentando que la misma es confundible con la marca\n EL FINISIMO, previamente registrada a su favor bajo el número\n 71505 de 13 de julio de 1970, vigente hasta el 13 de julio de\n 2000, para distinguir productos de la citada clase 29.

\n\n

Mediante Resolución No. 01881 del 11 de febrero de\n 1999, el Jefe de la División de Signos Distintivos de\n la Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia declaró\n infundada la observación y otorgó el registro de\n marca FINOLIGHT (mixta) para distinguir aceites comestibles comprendidos\n en la clase 29 de la Clasificación Internacional de Niza\n a favor de la sociedad INDUSTRIAS DE ACEITE S.A. lASA.

\n\n

La Sociedad LLOREDA S.A. interpuso recurso de reposición\n y en subsidio de apelación contra la resolución\n antes mencionada. Mediante Resolución No. 08385 de 4 de\n mayo de 1999, expedida por el Jefe de la División de Signos\n Distintivos de la Superintendencia de Industria y Comercio se\n confirma el 'acto administrativo contenido en la mencionada Resolución\n N0 01881; y mediante Resolución No. 23075 del 29 de octubre\n de 1999, expedida por el Superintendente delegado para la Propiedad\n lndustrial de la Superintendencia de Industria y Comercio se\n admite el recurso de apelación y se confirma también\n la citada Resolución N0 01881.

\n\n

2.2 Fundamentos de la demanda

\n\n

La Compañía LLOREDA S.A. -demandante en el presente\n proceso-, a través de apoderado, solicita al Consejo de\n Estado de la República de Colombia, Sala de lo Contencioso\n Administrativo, Sección Primera, declare nulas las resoluciones\n No. 1881, No. 08385 y No. 23075. Asimismo, se ordene a la División\n de Signos Distintivos de la Superintendencia de Industria y Comercio\n anular el registro No. 224.234 correspondiente a la marca FI7NOLIGHT\n y el respectivo certificado de registro contenido en la citada\n Resolución No. 23075 de la Superintendencia de Industria\n y Comercio.

\n\n

Argumenta la demandante que la solicitante del registro de\n marca FINOLIGHT (mixta), Sociedad INDUSTRIAS DE ACEITE S.A. (lASA),\n no presentó documento que probara la existencia de la\n sociedad solicitante, de conformidad con el artículo 14\n del Decreto 117 de 1994, en concordancia con el literal e) del\n artículo 88 de la Decisión 344.

\n\n

Dentro del término legal, la demandante presentó\n observaciones al registro de la marca FINOLIGHT (mixta) ante\n la confundibilidad entre ésta y la marca EL FINISIMO registrada\n con anterioridad a nombre de LLOREDA GRASAS SA., hoy LLOREDA\n S.A.

\n\n

Señala la demandante que "el elemento predominante\n de la marca mixta solicitada lo constituye la denominación\n FINOLIGHT no sólo por responder al elemento nominativo\n o fonético de la misma, sino en virtud de su preponderancia\n dentro del conjunto". Añade además que "la\n expresión LJGHT proviene del idioma inglés y significa,\n entre otras acepciones. de bajo contenido calórico (The\n Oxford Spanish Dictionary), término que es usualmente\n usado en el mercado colombiano y de amplio conocimiento por el\n público consumidor de alimentos, para indicar dicha característica".\n Por tal motivo señala que "según las reglas\n de comparación marcaria, ... debe entonces prescindirse\n de tal vocablo al efectuar el cotejo, pues dado su carácter\n descriptivo no es susceptible de apropiación...".

\n\n

Finalmente, señala la demandante que la sociedad solicitante\n INDUSTRIAS DE ACEITE S.A. (lASA) ha pretendido, en oportunidades\n anteriores, imitar la marca EL FINISIMO a través de varias\n solicitudes (FINO, Exp. 97 73.340; FINOL, Exp. 98 68.907) "...en\n detrimento y con grave perjuicio del titular de la marca registrada\n en Colombia". En ese sentido, "... la solicitud de\n FINOLIGHT es una forma más de hacerlo, mediante la agregación\n de un elemento descriptivo que califica el producto como bajo\n en contenido calórico...".

\n\n

La actora fundamenta jurídicamente su demanda en los\n artículos 83 literal a), 88 literal e), 91 y 92 de la\n Decisión 344 de la Comisión del Acuerdo de Cartagena;\n en el artículo 14 literal e) del Decreto 117 de 1994 y\n en el 65 del Código de Procedimiento Civil.
\n 2.3 Contestación a la demanda

\n\n

2.3.1. De la Superintendencia de Industria y Comercio

\n\n

La Superintendencia de Industria y Comercio de la República\n de Colombia, a través de su oficina jurídica, solicita\n a este Tribunal no tener en cuenta las pretensiones y condenas\n peticionadas por la demandante en su contra por cuanto carecen\n de apoyo jurídico y por consiguiente, de sustento de derecho\n pata que prosperen.

\n\n

Sostiene la demandada que "de conformidad con las atribuciones\n legales otorgadas a la Oficina Nacional Competente ... y la Decisión\n 344 de la Comisión del Acuerdo de Cartagena el Superintendente\n de Industria y Comercio expidió legal y válidamente\n las resoluciones N0 01881 del 11 de febrero de 1999 declarando\n infundada la observación presentada por la sociedad Lloreda\n SA., concediendo el registro de la marca "FINOLIGÍ-IT"\n (mixta) para distinguir los productos comprendidos en la clase\n 29 de la nomenclatura vigente a favor de la sociedad Industrias\n de Aceite S.A. lASA".

\n\n

2.3.2. De Industrias de Aceite S.A. (lASA)

\n\n

La Sociedad INDUSTRIAS DE ACEITE S.A. (lASA), tercero interesado\n en el presente proceso, mediante apoderado, solicita ".\n ..no acceder a ninguna de las pretensiones de la demanda, pues\n éstas carecen por completo de fundamento", y "...\n por tanto no se proceda a la anulación del acto administrativo\n de concesión del registro de la marca FINOUGI-IT (mixta),\n m la posterior cancelación de su certificado de registro".

\n\n

Respecto a las reglas de comparación marcaria, señala\n lASA que '... las marcas deben analizarse en su conjunto, como\n un todo, ... cuando el elemento gráfico es figurativo,\n es decir representa algo definido, dicho dibujo o gráfico\n es más relevante o distintivo y debe dársele la\n correspondiente importancia como elemento d(/'erenciador dentro\n de la marca que se pretende registrar"; en ese sentido,\n "los signos enfrentados [FINOLIGHT y FINISIMO] son completamente\n distinguibles presentando cada uno características especiales\n y perfectamente diferenciables".

\n\n

Finalmente señala que en el registro marcario colombiano\n existe una serie de casos en los que coexisten una serie de signos\n sin generar confusión y conflicto en el mercado, tales\n como "LA FINA", "FINI", "FI-FI",\n "FINESSE", "LA FINA CHIFFON", "EL FINISIMO",\n "FINOL", "FINAMAR", entre otros; de la misma\n manera pueden coexistir pacíficamente los signos "F17NOLIGHT"\n (mixta) y "EL FINISIMO" entre los cuales, según\n el tercero interesado, no existen más similitudes que\n las encontradas en los signos ya coexistentes.

\n\n

En tal sentido, la Sociedad Industrias de Aceite SA. lASA\n considera que en el presente caso no ha habido violación\n del artículo 88 literal e), 91 y 92 de la Decisión\n 344 de la Comisión de la Comunidad Andina; m 14 del Decreto\n 117 de 1994, y 65 del Código de Procedimiento Civil.

\n\n

 

\n\n

Considerando:

\n\n

Que este Tribunal es competente para interpretar por la vía\n prejudicial las normas que conforman el Ordenamiento Jurídico\n de la Comunidad Andina, siempre que la solicitud provenga de\n un Juez Nacional también con competencia para actuar como\n Juez Comunitario, en tanto resulten pertinentes para la resolución\n del proceso interno;

\n\n

Que la solicitud de interpretación prejudicial se encuentra\n conforme con las prescripciones contenidas en el artículo\n 33 del Tratado de Creación del Tribunal de Justicia de\n la Comunidad Andina;

\n\n

Que de acuerdo con la solicitud remitida por. el Consejo de\n Estado de la República de Colombia, Sala de lo Contencioso\n Administrativo, Sección Primera, se procederá a\n la interpretación prejudicial de los artículos\n 83 literal a), 88 literal e), 91 y 92 de la Decisión 344\n de la Comisión del Acuerdo de Cartagena; y,

\n\n

Asimismo, que de conformidad con el artículo 34 del\n Tratado de Creación del Tribunal y 126 del estatuto, este\n órgano jurisdiccional considera pertinente, por referirse\n al caso en concreto, proceder a la interpretación de oficio\n de los artículos 81. y 88 literal d) de la Decisión\n 344.

\n\n

El texto de las normas objeto de la interpretación\n prejudicial se transcriben a continuación:

\n\n

DECISION 344

\n\n

Artículo 81

\n\n

"Podrán registrarse como marcas los signos que\n sean perceptibles, suficientemente distintivos y susceptibles\n de representación gráfica.

\n\n

"Se entenderá por marca todo signo perceptible\n capaz de distinguir en el mercado, los productos o servicios\n producidos o comercializados por una persona de los productos\n o servicios idénticos o similares de otra persona

\n\n

Artículo 83

\n\n

"Asimismo, no podrán registrarse como marcas aquellos\n signos que, en relación con derechos de terceros, presenten\n algunos de los siguientes impedimentos:

\n\n

a) "Sean idénticos o se asemejen de forma que\n puedan inducir al público a error, a una marca anteriormente\n solicitada para registro o registrada por un tercero, para los\n mismos productos o servicios, o para productos o servicios respecto\n de los cuales el uso de la marca pueda inducir al público\n a error

\n\n

Artículo 88

\n\n

"Con la solicitud se deberán presentar los siguientes\n documentos.'

\n\n

d) "La reproducción de la marca cuando contenga\n elementos gráficos; y,

\n\n

e) "Los demás requisitos que establezcan las legislaciones\n internas de los Países Miembros".

\n\n

Artículo 92

\n\n

"Si del examen resulta que la solicitud no cumple con\n los requisitos formales establecidos en el presente Capítulo,\n la oficina nacional competente notificará al peticionario\n para que, en un plazo de treinta días hábiles siguientes\n a su notificación, subsane las irregularidades. Este plazo\n será prorrogable por una sola vez, por treinta días\n hábiles adicionales, sin que la solicitud pierda su prioridad".

\n\n

"Si dentro del término señalado, no se\n han subsanado las irregularidades, la solicitud será rechazada

\n\n

Artículo 92

\n\n

"Si la solicitud de registro reúne los requisitos\n formales establecidos en el presente Capítulo, la oficina\n nacional competente ordenará la publicación, por\n una sola ve:

\n\n

Con vista de los puntos controvertidos en el proceso interno\n así como de las normas que van a ser interpretadas, considera\n este Tribunal que corresponde desarrollar lo referente a:

\n\n

1. REQUISITOS PARA EL REGISTRO DE UNA MARCA

\n\n

El segundo párrafo del artículo 81 de la Decisión\n 344 define a la marca como: "Todo signo perceptible' capaz\n de distinguir los bienes o servicios producidos o comercializados\n en el mercado por una persona, de los bienes y servicios idénticos\n o similares de otra

\n\n

El mismo artículo señala los requisitos que\n debe cumplir un signo para ser registrado como marca, en este\n sentido dispone que: "Podrán registrarse como marcas\n los signos que sean perceptibles, suficientemente distintivos\n y susceptibles de representación gráfica ".\n El Tribunal ha reiterado la importancia del cumplimiento de estos\n requisitos como paso previo al registro de una marca, además\n de no estar incurso en alguna o algunas de las causales de irregistrabilidad\n que contemplan los artículos 82 y 83 de la Decisión\n 344.

\n\n

Respecto a estos tres requisitos, el Tribunal en reiterada\n jurisprudencia ha señalado:

\n\n

La perceptibilidad es la capacidad del signo para ser aprehendido\n o captado por alguno de los sentidos. La marca, al ser un signo\n inmaterial, debe necesariamente materializarse para ser apreciada\n por el consumidor; sólo si es perceptible para el consumidor,\n podrá éste compararla y diferenciarla, de lo contrario,\n si es imperceptible para los sentidos, no podrá ser susceptible\n de registro.

\n\n

El Tribunal ha sostenido: "El requisito de la perceptibilidad\n va implícito en la definición de que la marca es\n un signo inmaterial, y para que pueda ser percibido o captado\n por uno de los sentidos ... es indispensable una materialización\n o exteriorización que lo transforme de lo inmaterial o\n abstracto en algo perceptible o identificable a través\n de un medio sensorial" (Proceso 3-IP-97, G.O.A. C. N0 279\n de 23 de julio de 1997. Marca: PANPAN PAN PAN).

\n\n

La distintividad, es considerada por la doctrina y por la\n jurisprudencia de este Tribunal como la función primigenia\n que debe reunir todo signo para ser susceptible de registro como\n marca, es la razón de ser de la marca, es la característica\n que permite diferenciar o distinguir en el mercado los productos\n o servicios comercializados por una persona de los idénticos\n o similares de otra, para así impedir que se origine una\n confusión.

\n\n

Jorge Otamendi sostiene respecto al carácter distintivo\n de la marca: "El poder o carácter distintivo es la\n capacidad intrínseca que tiene para poder ser marca. La\n marca, tiene que poder identificar un producto de otro. Por lo\n tanto, no tiene este poder identifcatorio un signo que se confunde\n con lo que se va a identificar, sea un producto, un servicio\n o cualesquiera de sus propiedades ". (Otamendi, Jorge. Derecho\n de Marcas. 4ta. Edición. Abeledo-Perrot: Buenos Aires,\n 2002. p. 27).

\n\n

La susceptibilidad de representación gráfica,\n permite constituir una imagen o una idea del signo, en sus características\n y formas, a fin de posibilitar su registro. Consiste en representaciones\n realizadas a través de palabras, gráficos, signos\n mixtos, colores, figuras, etc. De manera que sus componentes\n puedan ser apreciados en el mercado de productos.

\n\n

Marco Matías Alemán dice que: "La representación\n gráfica del signo es una descripción que permite\n formarse la idea del signo objeto de la marca, valiéndose\n para ello de palabras, figuras o signos, o cualquier otro mecanismo\n idóneo, siempre que tenga la facultad expresiva de los\n anteriormente señalados" (Matías Alemán,\n Marco. Normatividad Subregional sobre Marcas de Productos y Servicios.\n Top Management: Bogotá. p. 77).

\n\n

 

\n\n

II. DE LA MARCA DENOMINATIVA

\n\n

La marca denominativa o verbal es aquella compuesta por una\n o más letras, dígitos, números, palabras,\n frases o combinaciones de ellos que constituyen un conjunto legible\n y pronunciable. Estas marcas pueden estar formadas por distintos\n tipos de denominaciones conocidas como de fantasía o caprichosas,\n arbitrarias, evocativas o sugestivas, y las denominaciones con\n grafía especial.

\n\n

Denominación de fantasía es aquella conformada\n por palabras, vocablos, o denominaciones creadas con el expreso\n propósito de emplearlas como marcas. Se trata de un vocablo\n que puede no tener un significado alguno o cuyo significado los\n consumidores desconocen, aunque puede evocar alguna idea o concepto.

\n\n

Denominación arbitraria es aquella conformada por uno\n o más vocablos o términos que ya existen y tienen\n un significado en el lenguaje. Estos vocablos funcionan como\n marca al ser aplicados arbitrariamente a productos o servicios\n que no guardan relación alguna con su significado.

\n\n

Denominación evocativa o sugestiva es aquella que da\n al consumidor una idea clara sobre alguna propiedad, cualidad,\n función, o característica del producto o servicio\n que va a distinguir, sin llegar a ser una designación\n descriptiva o genérica. Estas denominaciones son capaces\n de funcionar como marcas si son suficientemente arbitrarias u\n originales.

\n\n

Denominación con grafía especial es aquella\n constituida por una o más palabras escritas con una grafía,\n caracteres o estilos particulares. Se diferencia de las denominativas\n ordinarias debido a que la grafía especial forma parte\n de la marca.

\n\n

III. DE LOS SIGNOS EN IDIOMA EXTRANJERO

\n\n

Cuando se trate de un signo en idioma extranjero, es posible\n su registro, pero en tal caso será preciso evaluar si\n el mismo se refiere a la expresión genérica de\n un producto o servicio en idioma extranjero. Ello en la medida\n en que las expresiones genéricas no son registrables,\n con lo cual se protege el uso de la lengua contra tentativas\n de apropiación exclusivistas, "() ya que no sería\n justo que se reconociera un derecho individual exclusivo al uso\n de una denominación para un producto o un servicio, cuando\n tal denominación la comparten otros productos o servicios\n de la misma especie, a los cuales también les sería\n aplicable dentro del lenguaje corriente". (Matías\n Alemán, Marco. Ibid. Ob. Cit. p. 82).

\n\n

En este sentido este Tribunal ha manifestado que "Al\n tenor de lo establecido en el Art. 82 literal d) de la Decisión\n 344 de la Comisión del Acuerdo de Cartagena, el carácter\n genérico o descriptivo de una marca no está referido\n a su denominación en cualquier idioma. Sin embargo, no\n pueden ser registradas expresiones que a pesar de pertenecer\n a un idioma extranjero, son de uso común en los Países\n de la Comunidad Andina, o son comprensibles para el consumidor\n medio de esta Subregión debido a su raíz común,\n a su similitud fonética o al hecho de haber sido adoptadas\n por un órgano oficial de la lengua en cualquiera de los\n Países Miembros... ". (Criterio vertido en la sentencia\n dictada en el Proceso N0 69-IP-2001, G.O.A.C. N0 759 de 6 de\n febrero de 2002; Marca: OLYMPUS; ratificado en las sentencias\n de los procesos N0 16-IP-98, 03-IP-95, 04-IP-97, 03-IP-2002 y\n 15-IP-2002).

\n\n

IV. DEL CARÁCTER DISTINTIVO DE LOS GRÁFICOS

\n\n

Al igual que las expresiones denominativas, un dibujo o gráfico\n puede constituir una marca. Este dibujo, figura o gráfico\n consiste en la representación simple del género\n de productos o de servicios a los cuales se aplicará la\n marca, sin embargo, debe tener capacidad distintiva.

\n\n

En este sentido, la debilidad de las marcas figurativas puede\n derivar de "su carácter de uso común en la\n clase, por representar productos incluidos en dicha clase, o\n bien por existir muchas marcas en ella que representan un mismo\n objeto. Es en estos casos en los que no podrá pretenderse.\n un monopolio, pero no sólo por el hecho de ser una marca\n figurativa" (Otamendi, Jorge. Derecho de Marcas, Abeledo-Perrot,\n 4ta. Edición, Buenos Aires, 2002, p. 35).

\n\n

En cambio, cualquier elemento figurativo que represente un\n género de productos o servicios, o sea descriptivo del\n mismo, podrá ser registrable cuando contenga elementos\n arbitrarios o caprichosos que le den originalidad, es decir,\n fuerza distintiva suficiente para funcionar como marca.

\n\n

V. DE LA MARCA MIXTA

\n\n

Las marcas mixtas se componen de elementos denominativos y\n gráficos, por lo que para realizar su
\n examen, se necesita de un verdadero esfuerzo por parte de la\n autoridad a fin de determinar la procedencia del registro de\n la marca mixta. Sobre el particular señala la Doctrina\n que:
\n "Las 'marcas mixtas o complejas son las que reúnen\n elementos denominativos junto con elementos gráficos o\n figurativos, cual es el caso de las denominaciones escritas según\n una grafía peculiar (marcas mixtas propiamente dichas)\n y el de las marcas que incluyen elementos fonéticos y\n gráficos formando un conjunto (marcas complejas), pudiendo\n llegar a comprender el total de la presentación exterior\n de un producto (conjunto de etiquetas de un licor embotellado,\n de un queso, etc.) ". (AGUILAR. Mariano, et.al: Nueva Enciclopedia\n Jurídica, Tomo XV, Editorial F. SEIX, Barcelona-España,\n 1981, p. 887).

\n\n

En autos se observa que el signo FINOLIGHT y la marca EL FINISIMO\n se encuentran constituidos por dos elementos, como son la parte\n denominativa y la parte gráfica, es decir, se trata de\n signos mixtos. En tal sentido, puesto que el presente caso los\n signos en controversia amparan productos pertenecientes a la\n misma clase de la nomenclatura internacional, siendo ambas de\n tipo mixto, la judicatura consultante deberá concentrarse\n en distinguir el elemento predominante entre las partes que conforman\n cada marca, apreciando tanto los elementos gráficos, fonéticos,\n visuales, como la similitud de la idea que evocan, etc.

\n\n

VL IRREGISTRABILIDAD POR IDENTIDAD O SIMILITUD DE SIGNOS DE\n LA COMPARAClÓN ENTRE MARCAS DEL RIESGO DE CONFUSION DE\n LA CONFUSION DIRECTA E INDIRECTA DE LAS REGLAS DE COMPA-RACION.

\n\n

Uno de los objetivos del artículo 83 de la Decisión\n 344 es prohibir el registro de aquellos signos que afecten derechos\n de terceros de conformidad con la normativa comunitaria. En este\n sentido, el literal a) del artículo 83 establece como\n prohibición al registro aquellos signos que sean idénticos\n o se asemejen a una marca anteriormente solicitada para registro\n o registrada por un tercero, para los mismos productos o servicios,\n o para productos o servicios respecto de los cuales el uso de\n la marca pueda inducir al público a error.

\n\n

Como se ha manifestado en reiterada jurisprudencia de este\n Tribunal "... la función principal de la marca es\n la de identificar los productos o servicios de un fabricante\n o comerciante de los de igual o semejante naturaleza, que pertenezcan\n al competidor; por ello es fundamental que el signo en proceso\n de registro, no genere confusión respecto de los bienes\n o servicios distinguidos por otro solicitado previamente o por\n una marca que se encuentre inscrita, puesto que éstos\n gozan de la protección legal que ¡es otorga el derecho\n de prioridad o el registro respectivamente" (PROCESO N0\n 101-IP-2002. G.O.A.C. No. 877 de 19 de diciembre de 2002. Marca:\n Cola Real + gráfica).

\n\n

En este sentido, la confusión en materia marcaría,\n se refiere a la falta de claridad al elegir una cosa por otra,\n a la que pueden ser inducidos los consumidores por no existir\n la capacidad suficiente del signo para ser distintivo. A fin\n de evitar esta situación de confusión, la prohibición\n contenida en el literal a) del artículo 83 no exige que\n el signo pendiente de registro induzca a error a los consumidores\n o usuarios, sino que basta la existencia de este riesgo para\n que se configure aquella prohibición.

\n\n

Sobre el particular, este Tribunal ha señalado los\n supuestos que pueden dar lugar al riesgo de confusión\n entre varias denominaciones y los productos o servicios que cada\n una de ellas ampara, identificando los siguientes: "...\n que exista identidad entre los signos en disputa y también\n entre los productos o servicios distinguidos por ellos: o identidad\n entre los signos y semejanza entre los productos o servicios;\n o semejanza entre los signos e identidad entre los productos\n y servicios; o semejanza entre aquellos y también semejanza\n entre éstos" (PROCESO N0 68-IP-2002. G. O.A. C. No.\n 876 de 18 de diciembre de 2002. Marca: AGUILA DORADA).

\n\n

De esta manera, la identidad o la semejanza de los signos\n puede dar lugar a dos tipos de confusión: la directa y\n la indirecta. La primera se caracteriza por que el vínculo\n de identidad o semejanza conduce al comprador a adquirir un producto\n determinado en la creencia que está comprando otro, lo\n que implica la existencia de un cierto nexo también entre\n los productos. La segunda, la indirecta, caracterizada porque\n el citado vínculo hace que el consumidor atribuya, en\n contra de la realidad de los hechos, a dos productos e servicios\n que se le ofrecen, un origen empresarial común.

\n\n

Por tanto, de existir semejanza entre el signo pendiente de\n registro y la marca ya registrada, existirá el riesgo\n de que el consumidor o usuario relacione y confunda aquel signo\n con esta marca. En el presente caso, procede establecer la existencia\n o no de semejanza entre el signo pendiente de registro y las\n marcas previamente registradas, cuya comparación habrá\n de hacerse desde sus elementos fonético, gráfico\n y conceptual. Sin embargo, dicha comparación deberá\n ser conducida por la impresión unitaria que el signo habrá\n de producir en la sensorialidad igualmente unitaria del consumidor\n medio a que está destinado. Por ello, la valoración\n deberá hacerse sin descomponer la unidad de cada signo,\n de modo que, en el 'conjunto de los elementos que lo integran,\n el todo prevalezca sobre sus partes, a menos que aquél\n se halle provisto de un elemento dotado de tal aptitud distintiva\n que, por esta razón especial, se constituya en factor\n determinante de la valoración.

\n\n

A este propósito, el Tribunal ha determinado que la\n similitud visual se presenta por el parecido de las letras entre\n los signos a compararse, en los que la sucesión de vocales,\n la longitud de la palabra o palabras, el número de sílabas,\n las raíces o las terminaciones iguales, pueden incrementar\n el grado de confusión. Y habrá lugar a presumir\n la semejanza entre los signos si las vocales idénticas\n se hallan situadas en el mismo orden, vista la impresión\n general que, tanto desde el punto de vista ortográfico\n como fonético, produce el citado orden de distribución.

\n\n

En cuanto a la similitud fonética, el Tribunal ha señalado\n que la misma depende, entre otros factores, de la identidad de\n la sílaba tónica y de la coincidencia en las raíces\n o terminaciones, pero que, a fin de determinar la existencia\n real de una posible confusión, deben tomarse en cuenta\n las particularidades de cada caso, puesto que las marcas denominativas\n se forman por un conjunto de letras que, al ser pronunciadas,\n emiten sonidos que se perciben por los consumidores de modo distinto,\n según su estructura gráfica y fonética.
\n En cuanto a la similitud conceptual, ha indicado que la misma\n se configura entre signos que evocan una idea idéntica\n o semejante.

\n\n

En definitiva, el Tribunal estima que la confusión\n puede manifestarse cuando, al percibir la marca, el consumidor\n supone que se trata de la misma a que está habituado,\n o cuando, si bien encuentra cierta diferencia entre las marcas\n en conflicto, cree, por su similitud, que provienen del mismo\n productor o fabricante.

\n\n

De igual modo, a objeto de verificar la existencia del riesgo\n de confusión, el examinador deberá tomar en cuenta\n los criterios que, elaborados por la doctrina (BREUER MORENO,\n Pedro: "Tratado de Marcas de Fábrica y de Comercio";\n Buenos Aires, Editorial Robis, pp. 351 y ss.), han sido acogidos\n por la jurisprudencia de este Tribunal, y que son del siguiente\n tenor:

\n\n

1. La confusión resulta de la impresión de conjunto\n despertada por las marcas.

\n\n

2. Las marcas deben ser examinadas en forma sucesiva y no\n simultánea.

\n\n

3. Deben tenerse en cuenta las semejanzas y no las diferencias\n que existan entre marcas.

\n\n

4. Quien aprecie la semejanza deberá colocarse en el\n lugar del comprador presunto, tomando en cuenta la naturaleza\n de los productos o servicios identificados por los signos en\n disputa.

\n\n

Acerca de la utilidad y aplicación de estos parámetros\n técnicos, Breuer (Ibid. Loc. Cit.) ha manifestado adicionalmente:

\n\n

"La primera regla y la que se ha considerado de mayor\n importancia, es el cotejo en conjunto de la marca, criterio que\n se adopta para todo tipo o clase de marcas.

\n\n

"Esta visión general o de conjunto de la marca\n es la impresión que el consumidor medio tiene sobre la\n misma y que puede llevarle a confusión frente a otras\n marcas semejantes que se encuentre disponibles en el comercio.

\n\n

"En las marcas es necesario encontrar la dimensión\n que con mayor intensidad penetra en la mente del consumidor y\n determine así la impresión general que el distintivo\n causa en el mismo.

\n\n

"La regla de la visión en conjunto, a más\n de evitar que sus elementos puedan ser fraccionados en sus partes\n componentes para comparar cada componente de una marca con los\n componentes o la desintegración de la otra marca, persigue\n que el examen se realice a base de las semejanzas y no por las\n diferencias existentes, porque éste no es el camino de\n comparación utilizado por el consumidor m aconsejado\n por la doctrina.

\n\n

"En la comparación marcaria, y siguiendo otro\n criterio, debe emplearse el método de un cotejo sucesivo\n entre las marcas, esto es, no cabe el análisis simultáneo,\n en razón de que el consumidor no analizo simultáneamente\n todas las marcas sino lo hace en forma individualizada. El efecto\n de este sistema recae en analizar cuál es la impresión\n final que e consumidor tiene luego de la observación de\n las dos marcas. Al ubicar una marca al lado de otra se procederá\n bajo un examen riguroso de comparación, no hasta el punto\n de 'disecarlas', que es precisamente lo que se debe obviar en\n un cotejo marcario.

\n\n

"La similitud general entre dos marcas no depende de\n los elementos distintos que aparezcan en ellas, sino de los elementos\n semejantes o de la semejante disposición de esos elementos

\n\n

Finalmente, como ha señalado este Tribunal en anterior\n oportunidad, el consultante, en la comparación que efectúe\n de los signos "... deberá considerar que, si bien\n el derecho que se constituye con el registro de un signo como\n marca cubre únicamente, por virtud de la regla de la especialidad,\n los productos identificados en la solicitud y ubicados en una\n de las clases del nomenclátor, la pertenencia de dos productos\n a una misma clase no prueba que sean semejantes, así como\n su pertenencia a distintas clases tampoco prueba que sean diferentes"\n (PROCESO N0 68-IP-2002. G. O.A. C. No. 876 de 18 de diciembre\n de 2002. Marca: AGUILA DORADA).

\n\n

Por lo tanto, el consultante deberá tener en cuenta,\n de conformidad con el literal a) del artículo 83 de la\n Decisión 344, "... que también se encuentra\n prohibido el registro del signo cuyo uso pueda inducir al público\n a error si, además de ser idéntico o semejante\n a una marca anteriormente solicitada para registro o registrada\n por un tercero, tiene por objeto un producto semejante al amparado\n por la marca en referencia, sea que dichos productos pertenezcan\n a la misma clase del nomenclátor o a clases distintas\n (Proceso A'0 68-IP -2002. Citado anteriormente.).

\n\n

En este supuesto, y a fin de verificar la semejanza entre\n los productos en comparación, el órgano consultante\n habrá de tomar en cuenta, en razón de la regla\n de la especialidad, la identificación de dichos productos\n en las solicitudes correspondientes y su ubicación en\n la Clasificación Internacional de Niza.

\n\n

VII. OTROS REQUISITOS FORMALES PARA EL REGISTRO DE MARCA.\n SUBSANACION A LAS
\n IRREGULARIDADES DE LA SOLICITUD DEL REGISTRO DE MARCA. PUBLICACION\n DE LA
\n SOLICITUD DEL REGISTRO DE MARCA

\n\n

El ordenamiento jurídico andino en materia de propiedad\n industrial establece el procedimiento que debe seguirse para\n el registro de un signo como marca en el ámbito de la\n subregión andina. En efecto, este procedimiento se encuentra\n regulado en los artículos 87 a 98 de la Decisión
\n 344.

\n\n

En este sentido, en el artículo 87 de la Decisión\n 344 se establecen los requisitos esenciales para que una solicitud\n acceda al registro. No sucede lo mismo con el artículo\n 88 que indica que el solicitante debe acompañar a su escrito\n de solicitud los documentos allí señalados, y los\n demás requisitos que establezca la legislación\n interna del País Miembro respectivo.

\n\n

En efecto, este Tribunal ha manifestado en oportunidad. anterior\n que "(...) con respecto a los requisitos del artículo\n 88 es del caso aclarar que no son considerados como esenciales\n para la admisión a trámite sino como requisitos\n formales que deben cumplirse para que éste prosiga y pueda\n culminar con una decisión de mérito" (PROCESO\n N0 107-IP-2000. G.O.A.C. No. 660 de 10 de abril de 2001. Marca:\n "KENCARE" (nominativa).

\n\n

Por esta razón, de acuerdo con lo dispuesto con el\n artículo 90 de la Decisión 344, la Oficina Nacional\n Competente procede, dentro del plazo de quince días hábiles\n contados desde la fecha de la presentación de la solicitud\n de registro, al análisis de los aspectos formales que\n están contenidos en el artículo 88, esto es: los\n poderes que fueren necesarios; la descripción clara y\n completa de la marca que se pretende registrar para objeto de\n su publicación; copia de la primera solicitud de marca\n en el caso que se reivindique prioridad, señalándola\n expresamente; la reproducción de la marca cuando contenga\n elementos gráficos; y, los demás requisitos que\n establezcan las legislaciones internas de los Países Miembros.\n De conformidad con el artículo 91, si del análisis\n realizado por la Oficina Nacional Competente apareciera que alguno\n de los requisitos formales no se ha cumplido, debe notificársele\n al peticionario para que en un plazo de treinta (30) días\n hábiles, siguientes a la notificación, subsane\n dicha irregularidad. Este es un plazo prorrogable por treinta\n días más. Cabe señalar que la ocurrencia\n de este incidente procedimental no genere pérdida de la\n prioridad alcanzada con el otorgamiento de fecha de admisión\n a trámite, a menos que el solicitante deje transcurrir\n el plazo concedido sin subsanar las irregularidades formales\n advertidas por la Oficina Nacional Competente.

\n\n

De reunir las formalidades establecidas para la presentación\n de una solicitud de registro de marca, ésta será\n publicada conforme a lo dispuesto en el artículo 92 de\n la Decisión 344, abriéndose con dicha publicación\n el lapso de treinta días hábiles siguientes para\n que cualquier persona que tenga legítimo interés,\n presente observaciones al signo solicitado.

\n\n

Consecuentemente, EL TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA COMUNIDAD\n ANDINA,

\n\n

CONCLUYE:

\n\n

Primero: Un signo para ser registrado como marca debe reunir\n los requisitos de distintividad, perceptibilidad y susceptibilidad\n de representación gráfica establecidos por el artículo\n 81 de la Decisión 344 de la Comisión del Acuerdo\n de Cartagena. Además es necesario que la marca no esté\n comprendida en ninguna de las causales de irregistrabilidad establecidas\n en los artículos 82 y 83 de la Decisión 344.

\n\n

Segundo: En este sentido, no son registrables los signos que\n en relación con derechos de terceros sean idénticos\n o se asemejen a una marca anteriormente solicitada para su registro\n y destinada a amparar productos idénticos o semejantes,\n de modo que puedan inducir a los consumidores a error.
\n Tercero: La determinación del riesgo de confusión\n entre los signos confrontados en el presente caso, derivará\n de la realización del correspondiente examen comparativo,\n en el que se deberán considerar los criterios aportados\n por la doctrina y la jurisprudencia y que han sido señalados\n en la parte considerativa de esta sentencia.

\n\n

Cuarto: Cuando una solicitud no cumple con los requisitos\n formales establecidos en el Capitulo y de la Decisión\n 344, la Oficina Nacional Competente notificará al solicitante\n a fin de que proceda a subsanar la omisión incurrida.\n Para tal efecto, la Oficina Nacional Competente concederá\n un plazo de treinta días hábiles siguientes a la\n notificación para que cumpla con la subsanación.\n Dicho plazo será prorrogable, por un periodo similar,\n por una sola vez. Si el solicitante no cumple con subsanar las\n irregularidades incurridas, la solicitud será rechazada.

\n\n

Quinto: Debidamente presentada la solicitud de registro de\n una marca, la Oficina Nacional Competente ordenará su\n publicación.

\n\n

De conformidad con el artículo 35 del Tratado de Creación\n del Tribunal, el Juez Nacional Consultante, al emitir el respectivo\n fallo, deberá adoptar la presente sentencia realizada\n con fundamento en las señaladas normas del ordenamiento\n jurídico comunitario. Deberá así mismo,\n dar cumplimiento a las prescripciones contenidas en el inciso\n tercero del artículo 128 del vigente estatuto.

\n\n

Notifíquese al consultante mediante copia certificada\n y sellada de la presente interpretación, la que también\n deberá remitirse a la Secretaría General de la\n Comunidad Andina a efectos de su publicación en la Gaceta\n Oficial del Acuerdo de Cartagena.

\n\n

Rubén Herdoíza Mera
\n PRESIDENTE

\n\n

Ricardo Vigil Toledo
\n MAGISTRADO

\n\n

Guillermo Chahín Lizcano
\n MAGISTRADO

\n\n

Moisés Troconis Villarreal
\n MAGISTRADO

\n\n

Walter Kaune Arteaga
\n MAGISTRADO

\n\n

Eduardo Almeida Jaramillo
\n SECRETARIO

\n\n

TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA COMUNIDAD ANDINA.- La sentencia\n que antecede es fiel copia del original que reposa en el expediente\n de esta 'Secretaría. CERTIFICO.

\n\n

Eduardo Almeida Jaramillo
\n SECRETARIO

\n\n

PROCESO\n No 7-IP-2003

\n\n

Interpretación prejudicial de los artículos\n 81 y 82 literal d) de la Decisión 344 de la Comisión\n del Acuerdo de Cartagena, formulada por el Consejo de Estado\n de la República de Colombia, Sala de lo Contencioso Administrativo,\n Sección Primera. Actor: Creaciones PACHICAS 5. EN C. Marca:\n PACHICAS (nominativa).
\n Proceso Interno N 7007.

\n\n

TRIBUNAL DE JUSTICIA DE LA COMUNIDAD ANDINA, San Francisco\n de Quito, a los nueve días del mes de abril de dos mil\n tres.

\n\n

VISTOS:

\n\n

La solicitud de interpretación prejudicial contenida\n en el oficio N0 2969, remitida por el Consejo de Estado de la\n República de Colombia, Sala de lo Contencioso Administrativo,\n Sección Primera, con motivo del Proceso Interno 7007.\n Oficio recibido el 16 de enero de 2003.

\n\n

Que la mencionada solicitud cumple con todos los requisitos\n establecidos por el Tratado de Creación del Tribunal de\n Justicia de la Comunidad Andina y los contemplados en el artículo\n 125 de su estatuto, razón por la cual, fue admitida a\n trámite mediante auto dictado el 12 de marzo de 2003.

\n\n

Como hechos relevantes para la interpretación, se deducen:

\n\n

1. Las partes

\n\n

La parte actora es la Sociedad CREACIONES PACHICAS S. EN C.,\n la que actúa mediante apoderado.

\n\n

La demandada es la Superintendencia de Industria y Comercio\n de la República de Colombia.

\n\n

2. Determinación de los hechos relevantes

\n\n

2.1 Hechos

\n\n

El 28, de febrero de 1994, la Sociedad CREACIONES PACHICAS\n S. EN C., mediante apoderado, solicitó el registro de\n la marca "PACHIÇAS" (nominativa) para distinguir\n productos de la Clase 25 de la Clasificación Internacional\n de Niza (Clase 25: vestidos, calzado, sombrerería). Publicada\n la solicitud de registro de marca en la Gaceta de la Propiedad\n Industrial N0 399, no fueron formuladas observaciones.

\n\n

Mediante Resolución N0 53025 de 30 de diciembre de\n 1994, el Jefe de la División de Signos Distintivos de\n la Superintendencia de Industria y Comercio de la República\n de Colombia, negó el registro de la mencionada marca PACHICAS\n (nominativa).

\n\n

Contra la referida Resolución N0 53025, CREACIONES\n PACHICAS S. EN C., interpuso los recursos de reposición\n y de apelación. Mediante Resolución N0 8113 de\n 21 de marzo de 1997, el Jefe de la División de Signos\n Distintivos de la Superintendencia de Industria y Comercio, resolvió\n el recurso de reposición confirmando la resolución\n que expidió. Posteriormente, mediante Resolución\n N0 25655 de 29 de septiembre de 2000, el Superintendente delegado\n de la Propiedad Industrial, resolvió el recurso de apelación\n interpuesto, confirmando la citada Resolución 53025.

\n\n

2.2 Fundamentos de la demanda

\n\n

La Sociedad CREACIONES PACHICAS S. EN C. -demandante en el\n presente proceso-, mediante apoderado, solícita al Consejo\n de Estado de la República de Colombia, Sala de lo Contencioso\n Administrativo, que declare la nulidad de las mencionadas resoluciones\n 53025, 8113 y 25655, y asimismo (sic) "se ordene la publicación\n de la sentencia que se profiera en este proceso en la Gaceta\n de Propiedad... y... que se ordene a la División de Signos\n Distintivos de la Superintendencia de Industria y Comercio dictar\n dentro de los treinta (30) días hábiles siguientes\n a la comunicación del fallo, la Resolución correspondiente,\n en la cual se adopten las medidas necesarias para su cumplimiento...

\n\n

La sociedad actora fundamenta su pretensión en los\n artículos 13 incisos 1 y 2 y 61 de la Constitución\n Política de la República de Colombia, en los artículos\n 81, 82 literal d), 146 y 147 de la Decisión 344 de la\n Comisión del Acuerdo de Cartagena, y en el artículo\n 3 inciso 6 del Código Contencioso Administrativo de la\n República de Colombia.

\n\n

La demandante sostiene en síntesis que "Las expresiones\n descriptivas, genéricas de los productos o servicios que\n identifican, se consideran como vocablos no monopolizables (sic),\n en consecuencia cualquier persona podrá usarlas, en relación\n con los determinados productos o servicios respecto de los cuales\n se consideran como expresiones descriptivas y genéricas,\n por consiguiente ninguna persona podrá adquirir derechos\n exclusivos respecto de dichos vocablos ya sea como marca comercial\n o como lema comercial de productos y servicios

\n\n

La actora manifiesta que "... es titular de derechos\n adquiridos respecto de la marca comercial PACHICAS, en la clase\n 25, en virtud de la concesión de la marca CREACIONES PACIIICAS\n (MIXTA), inscrita bajo el certificado N0 133.657, vigente hasta\n el 26 de diciembre de 2005 ". Añade además\n que "La negación de la marca PA CHICAS (NOMINATIVA),\n en la clase 25, con base en el carácter descriptivo de\n la expresión PA CHICAS, para distinguir productos de la\n clase 25, conduce necesariamente a calificarla como un vocablo\n no monopolizable, consideraciones de la administración\n que facultan a cualquiera persona del sector económico\n a que pertenecen los productos comprendidos en la clase 25, para\n usarla en cualquier sentido

\n\n

2.3 Contestación a la demanda

\n\n

La Superintendencia de Industria y Comercio de la República\n de Colombia a través de su oficina jurídica, solicita\n al Consejo de Estado de la República de Colombia, no tener\n en cuenta las pretensiones y condenas peticionadas por ¡a\n demandante en contra de la Nación, por cuanto carecen\n de apoyo jurídico y por consiguiente, de sustento de derecho\n para que prosperen

\n\n

Sostiene la demandada que "Con la expedición de\n las resoluciones N0 53025 del 30 de diciembre de 1994, 8113 del\n 21 de marzo de 1997 y 25655 del 29 de septiembre del 2000 expedidas\n por la Superintendencia de Industria y Comercio, no se ha incurrido\n en violación de normas legales o comunitarias

\n\n

En este sentido, señala la demandada que "la marca\n "PA CHICAS" además de no reunir los requisitos\n establecidos en el artículo 81, se encontraba incursa\n en la causal de irregistrabilidad contenida en el literal d)\n del artículo 82 de la Decisión 344 de la Comisión\n de la Comunidad Andina, toda vez que describe el tipo de servicios\n que ampara".

\n\n

La Superintendencia de industria y Comercio fundamenta su\n decisión contenida en las resoluciones N0 33560 y 25655\n en la medida en que "el signo cuyo registro se solicita\n "PA CHICAS", consiste en la expresión "PA\n CHICAS" la cual fonéticamente corresponde a "PA\n 'CHICAS" por lo cual resulta indicativo del destinatario\n de algunos de los productos directamente amparados en la clase\n para la cual se solicita el registro".

\n\n

CONSIDERANDO:

\n\n

Q

 

Change password



Loading..