VIOLENCIA DE GÉNERO

Lunes, 17 de julio de 2017


VIOLENCIA DE GÉNERO




 

Autor: Dra. Lorena Arboleda

 Las relaciones humanas pueden verse percibidas desde distintos escenarios, los mismos que estarán definidos a determinados factores con características endógenas y exógenas de los individuos que se interrelacionan. En el transcurso y desarrollo de las mismas se pueden presenciar respuestas positivas y negativas. Para entender cómo se concibe la violencia de género en estas reacciones negativas producto de la interrelación humana, se pretende indagar alrededor de las concepciones de violencia y su vinculación a la norma legal vigente tendiente a la protección y sanción de las acciones inmersas en el dilema planteado.


Responsabilidad Estatal.


Durante los años noventa los núcleos donde se desarrolló la problemática era un espacio privado en el cual no existía la intervención estatal pues se direccionaba al entorno familiar. Por tanto, no se exponía como un problema social y de atención pública. El aislamiento de este espacio desvirtuó su preocupación por entes judiciales y legislativos e incluso de la misma sociedad. En este sentido de igual manera en nuestro país se aislaba tratar la violencia a través de denuncias pues su Código de Procedimiento Penal no daba lugar a que se efectivizara la procedencia de la misma hacia los cónyuges, así como sus parientes cercanos. La participación de mujeres indignadas por el entorno de violencia llevo a que incidieran hasta instancias internacionales basadas en los atentados a los derechos humanos generando que el Estado y la sociedad empiecen a observar la práctica doméstica de la misma como responsabilidad externa.

Estas acciones sociales generaron instrumentos internacionales que al ser ratificados por el Ecuador abrió paso a que este reaccionara a establecer medidas de erradicación de discriminación y violencia contra mujeres, así como propender atención a víctimas en procedimientos de justicia. Entre los primeros instrumentos podemos rescatar la ?Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres (CEDAW-1981) y la Convención Interamericana para Prevenir, sancionar y Erradicar la Violencia Contra la Mujer de Belém do Pará de 1995.


Ley 103.


En tal aspecto el Estado Ecuatoriano empieza a propender instancias institucionales para el desarrollo y atención del problema siendo las Comisarías de la Mujer y la Familia las idóneas para administrar justicia bajo estructuras integrales en el año 1994. Año siguiente de este acto se genera la primera iniciativa de vinculación del problema a la norma con la promulgación de la Ley 103 que trata la violencia contra la mujer y la familia. El Estado ya inicia un trabajo a través de la norma de protección y acceso a la justicia. Bajo este principio se da lugar al Código Orgánico de la Función Judicial en el que en su artículo 232 establece la competencia y jurisdicción de los jueces y juezas de violencia contra la mujer y la familia. Hoy ya se puede ver las instalaciones que surgieron de este proceso como Unidades Judiciales de Violencia contra la Mujer y la Familia establecidas mediante Resolución 077-2013 emitida por el Consejo de la Judicatura. Su proceso se vincula a una estructura orgánica integral y un procedimiento regularizado bajo estándares normativos actuales para la efectiva atención de las víctimas de violencia intrafamiliar. Cabe señalar que adicional a esta instancia existen Unidades Judiciales de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia con igual competencia, así como las Unidades Judiciales de Contravenciones y jueces de múltiple competencia, siendo los últimos aquellos que no presenten la estructura de las primeras.


Plan Nacional para la Erradicación  de la Violencia


En este sentido es necesario destacar que durante el año 2007 el problema es abordado como prioridad nacional ante la erradicación dentro del Plan Nacional para la Erradicación de la Violencia contra la Niñez, Adolescencia y Mujeres por asuntos de género. La reacción estatal a través del ejecutivo genera un vínculo entre lo social y la institucionalidad a permitir el ejercicio de entes estatales en la ejecución del Plan,  con la existencia de una comisión interinstitucional cuyos integrantes serían el Ministerio de Educación, Ministerio de Salud, MIES, el Consejo Nacional para la igualdad Intergeneracional y Adolescencia y el Consejo Nacional para la Igualdad de Género bajo la coordinación y dirección del Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos. Bajo la presente iniciativa se da lugar al Plan Nacional del Buen Vivir (PNBV) 2009-2013, donde al igual que el proyecto del 2007 ya se presenta objetivos específicos en torno a la violencia por razones de género con planteamientos a cumplirse en periodos concretos. Así a través del objetivo número seis del Plan Nacional del Buen Vivir 2013-2017 presenta el desafío de transformar la justicia y la seguridad integral alineado a los derechos humanos estableciendo la erradicación de y la prevención de la violencia de género en todas sus formas.


Concepto de Género.


Luego de los antecedentes normativos descritos es necesario delimitar el concepto de género que de acuerdo a Lamas (1997), no es solo la diferencia entre hombre y mujer, va hacia una interpretación desde diversas formas, simbolización y organización de diferencias sexuales en relaciones sociales. Pretendiendo así determinar que la diferencia por género no solo se atribuye al hecho de ser hombre o mujer, pues también a las relaciones inmersas en la sociedad y sus implicaciones en entornos desiguales. En el caso de la violencia de género es importante determinar que el concepto tradicional de poder se ha utilizado con distintos significados y la dominación no es único sinónimo de ejemplificación, su uso indebido y abrupto es la incurrencia en violencia pues ya trata de una imposición o sometimiento, que decae en prohibiciones de ámbito jurídico que lo impiden. El exceso del uso de poder no solo se presenta de forma física también está presente en la esfera psicológica, ya en términos actuales no se determina como la  violencia generada hacia las mujeres solo por razón del sexo, se amplía la visión de género a todas las expresiones de identidad sexual.  En los cuales la responsabilidad estatal y la individual convergen en espacios de tolerancia y respeto enmarcados en una estructura normativa.


La Igualdad de la mujer ante la ley.


En tal sentido la Constitución de la República establece el reconocimiento de derechos, deberes y oportunidades alrededor de la igualdad determinando  en el art. 11, numeral 2, que nadie podrá ser discriminado por razones de identidad de género, sexo, orientación sexual?y que toda acción que contravenga lo establecido será sancionado por la Ley.

Determina los derechos a la libertad y vivir sin violencia establecido en su art. 66, num 3, lit. b., al reconocer y garantizar la integridad personal presentando una clasificación en cuanto sea física, psíquica, moral y sexual; destina en la misma dirección el art. 81, que refiere a los derechos de protección ?la ley establecerá procedimientos especiales y expeditos para el juzgamiento y sanción de los delitos de violencia intrafamiliar, sexual, crímenes de odio y los que se cometan contra niñas, niños, adolescente, jóvenes??, con lo que se colige la responsabilidad del Estado a través de su normativa, convirtiendo en delito todo acto que contravenga lo establecido. Prohíbe de igual manera todo cuanto conlleve a la publicidad que induzca a la violencia, la discriminación?. el sexismo (Art. 19); sus arts. 35 y 36 establecen prioridad a la atención en casos de violencia sea doméstica o sexual con preferencia en los casos relacionados a la mujer adulta mayor. Decreta en el art. 331???? acoso o acto de violencia de cualquier forma sea directa o indirecta que afecte a las mujeres en el trabajo; en el sistema educativo?.


Protección de la Mujer en el COIP.


Para precisar la violencia de género dentro de la ley vigente el Código Orgánico Integral Penal (COIP), publicado en Registro Oficial Nro., 180 de 10 de febrero de 2014, sostiene la problemática presentada como delito, tipificándola de la siguiente manera: Art 155.-Violencia contra la mujer o miembros del núcleo familiar, ? ?acción que consista en maltrato, físico, psicológico o sexual ejecutado por un miembro de la familia en contra de la mujer o demás integrantes del núcleo familiar?. que el procesado o la procesada mantenga o haya mantenido vínculos familiares, íntimos, afectivos, conyugales, de convivencia, noviazgo o de cohabitación??, es preciso definir que dentro del Código se presenta tres tipos de violencia: física, psicológica y sexual en donde la violencia económica patrimonial se la ha considerado dentro de la violencia psicológica por no presentar una descripción en la norma. Es así que se expone las expresiones de violencia tipificada de la siguiente forma: Violencia física, aquella ejercida contra la mujer y los miembros de la familia provocando lesiones, psicológica violencia que provoque ?perjuicio en la salud mental por actos de perturbación, amenaza, manipulación, chantaje, humillación, aislamiento, vigilancia, hostigamiento o control de creencias, decisiones o acciones?, derivando en consecuencias de índole leve, moderada y severa; sexual, imposición a ? tener relaciones sexuales u otras prácticas análogas?.?.

 

 El COIP, es el primer cuerpo normativo en la legislación ecuatoriana que tipifica el femicidio en su art. 141, que define el hecho como ?la muerte producida a una mujer por el hecho de serlo?. En el caso de constituirse en delito cualquier acción en torno a lo expuesto la instancia competente para conocerlo es Fiscalía, en el caso de no serlo lo resolverá un juez o jueza de contravenciones para la respectiva sanción.

 

Para finalizar se delimita a la violencia de género como un problema social que surge en medidas privadas que constituye una responsabilidad estatal e individual, cuyo ejercicio social promulga debates en cuanto a la real protección y prevención. Dado que el ejercicio del poder no idóneo de un individuo sobre otro genera violencia y se establece violencia de género cuando no se delimita solo a conceptos en razón del sexo sino en cuanto a razones de identidad sexual. Recayendo en actos considerados como delito si traspasa la integridad física, infiere ámbitos psicológicos, sexuales o produce Femicidio.

 

Referencias

Código Orgánico Integral Penal. 2014.

Constitución de la República del Ecuador. 2008.

            Lamas, Martha, compiladora, El género: la construcción cultural de la diferencia sexual, PUEG/Miguel Ángel Purrúa, colección las Ciencias Sociales, Estudios de Género, México, 1997.

Ley 103 contra la violencia a la mujer y a la familia. 1995.

Plan nacional de desarrollo 2013 ? 2017. Todo el mundo mejor. Quito: SENPLAES.2013.

.

SEMPLADES, ?Plan Nacional de Desarrollo para el Buen Vivir 2009 ? 2013?. Quito: Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo, 2009. http://www.senplades.gov.ec/web/senplades-portal/plan-nacional-parael-buen-vivir-2009-2013

 

SEMPLADES, ?Plan Nacional de Desarrollo para el Buen Vivir 2014 - 2017?. Quito: Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo. 2009.

 

Change password



Loading..